miércoles, 1 de septiembre de 2010

¿Por qué eres escéptico?


Comencé a escribir Alerta Pseudociencias como un apéndice de mi blog "principal": Proyecto Sandía, donde intento explicar, semana a semana, fenómenos científicos y mitos urbanos de una forma simple.
En mi más absoluta inocencia, no sabía que había otras personas hablando de escepticismo, en realidad era algo de suponer, pero tampoco sabía qué era eso exactamente. Todo comenzó porque había descubierto la palabra pseudociencia, y me emocionó que todo lo que venía pensando sobre la astrología tenía un nombre, les comento que tengo veinte años, para poner las cosas en una mejor perspectiva. Siempre fui un apasionado por la ciencia que pensó que predecir el futuro o conocer nuestra personalidad con la posición de las estrellas era un tanto ridículo. Si bien de chico tuve facetas conspiranoicas, en las que creía todos los documentales de OVNIs, terminé comprendiendo la improbabilidad de los sucesos, y que los que no eran fenómenos climáticos o sucesos desconocidos con pocas pruebas, eran un claro engaño.

El hecho es que quería profundizar sobre estos temas, y llevar una bitácora donde catalogarlos y almacenar las respuestas más importantes, para poder compartirlas con otras personas y aprender. Abrí este blog por eso, y porque pensé que los lectores de Proyecto Sandía se quejarían de la monotonía.
Fue una decisión excelente, porque cuando intenté presentarlo en sociedad, me encontré con muchísimos otros de un nivel intelectual que jamás hubiese imaginado, y con directorios como Red Crítica, donde cualquiera que tenga un blog de temática escéptica puede enviar sus enlaces para ser catalogado.

En los últimos años parecen haberse desarrollado miles de blogs en todo el mundo, tomando la posta de los boletines escépticos que publicaban algunos grupos de diferentes países, desde los tiempos de Sagan o Asimov. Cuando digo "tomar la posta", me refiero a que fueron sucesores cronológicamente, porque muchos no conocen la existencia de los demás. Simplemente existen porque hay personas curiosas detrás que se indignan de la existencia misma de las pseudociencias, y cómo se utiliza el lenguaje científico de forma engañosa con el único fin de hacer dinero fácil con el poco interés de las personas por el conocimiento.

El principal problema del escepticismo científico, es que algunos de sus divulgadores solemos ser personas poco diplomáticas, y en parte nutrimos esa apariencia soberbia que parece tener. Hace unos días el astrónomo y divulgador Phil Plait dio una charla muy interesante sobre este tema, de donde se extraen muchas cosas interesantes como:
"¿Cuántos de ustedes dejaron de creer en lo que creían, porque alguien les dijo que eran unos imbéciles subnormales?"
"Nuestro producto no es agradable, de hecho es un misil, decir que no existen la magia o los finales felices, la vida después de la muerte, o que no significamos nada para el Universo no es fácil, ¿por qué la complicamos agrediendo a quienes no quieren comprenderlo?" 
"Muchos escépticos son muy buenos guerreros, con todo lo que saben de matemática y falacias lógicas pueden destruir cualquier argumento erróneo. Pero esto no es una guerra, queremos convencer a las personas, no destruirlas: no necesitamos guerreros, sino diplomáticos".
Y comentó que el Movimiento Escéptico Internacional debería reflexionar antes de salir a pelear en cada foro, blog o video que encuentra. Lo cierto es que tal Movimiento no existe, Plait se refiere al conjunto heterogéneo de personas, bloggers, agrupaciones y demás que cuestionan las pseudociencias y promueven el pensamiento crítico. Mauricio Schwarz escribió un extenso artículo en su blog El Retorno de los Charlatanes donde critica un poco la postura condescendiente de Phil Plait, ya que realmente no tiene sentido intentar explicarle a alguien algo, cuando su salario depende de no entenderlo, o de hacerse el que no entiende. Y propone mejorar la enseñanza de la ciencia y el escepticismo a las juventudes. Personalmente no me parece que una postura excluya a la otra: si bien parece difícil razonar con una persona que cree en estas cosas, conozco muchas personas con las que luego de meses de conversar y analizar estas cosas han cambiado considerablemente su forma de pensar, se han vuelto más curiosas y han comprendido que las anécdotas personales no tienen valor estadístico, que la sugestión influye mucho más de lo que se puede esperar, de la importancia del doble ciego y muchas cosas más. Tener estas cosas claras me ha ayudado también a comprender a las pseudomedicinas y tener una clara demarcación de la importancia de la ciencia en estos temas.

Consigna
Pero para no seguir especulando, y no hacer pseudociencia barata yo mismo, me gustaría que varios de los más de trescientos suscriptos de Alerta Pseudociencias cuenten su experiencia personal: ¿se consideran personas escépticas? ¿por qué han dejado de creer en las pseudociencias? Lo que más interesa de esta última pregunta no es el por qué (sus principios van en contra de muchas disciplinas aceptadas, y no se ha demostrado en situaciones controladas su efectividad) sino el cómo. Cómo fue el proceso de aprendizaje, qué lecturas les han servido, cuáles documentales, qué aceptaban sin preguntarse antes, qué dejaron de aceptar, que siguen creyendo y por qué.

En definitiva la respuesta a ¿Por qué eres escéptico? acompañada de cualquier dato que pueda resultar útil para intentar mejorar la divulgación, para poder darle en el clavo y no martillarle la cabeza a las personas con artículos contraproducentes. Cualquier anécdota personal relacionada con estos temas es válida, porque si bien no tienen valor estadístico de forma individual, sí va a ser útil para todos el conjunto de comentarios.



Y hablando de estadísticas, probablemente eres uno de ese 95% de los que no están acostumbrados a comentar en un blog, o tal vez nunca lo hacen porque no sienten la necesidad. Bueno, ésta es tu oportunidad: aunque creas que no tienes nada para decir, tu experiencia nos interesa a todos, así que esperamos que lo hagas, y de hecho, es probable que un futuro más racional, libre e igualitario dependa de tu comentario. Si no comentas, no sabremos si tu experiencia puede llegar a ser totalmente revolucionaria.

Si eres del 5% que suele comentar, también nos interesa tu comentario aquí porque este es un tema del que no suele hablarse.

Y si tienes un blog, no dudes en replicar este artículo, o parte de él, para que tus lectores puedan hacer lo mismo. Cualquier otra red social como Facebook o Twitter es útil también. Veremos qué tal sale este pequeño experimento


40 comentarios:

  1. Bueno, no podría explicar por que lo soy, es para mi una cuestión de aptitud o de creer en lo que veo, en usar la lógica y el sentido común. La homeopatía es la última de las pseudociencias que la lectura de blogs me ayudo a desenmascarar. Cuando pude entender la "lógica" que aplican en sus preparados, es que me convensí de lo ridículo de sus principios.

    ResponderEliminar
  2. No recuerdo exactamente en que momento me volví escéptico, lo que marcó un antes y un después en mi vida fueron los libros de Jakcov Perelman que descubrí cuando era purrete, lograron despertar en mí la curiosidad y el gusto por la ciencia. (Creo que los encontré en la biblioteca Vigil)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Afortunadamente, ya he escrito al respecto, así que solo les paso la liga (está en inglés):
    http://www.atheistnexus.org/profiles/blogs/a-young-skeptic

    ResponderEliminar
  4. Nunca he creído mucho en la religión, aun que pensaba que no todo era falso..., en las seudociencias... pensaba que podrían tener algo de verdad, pero nunca me importaron.

    Tuve una novia que era muy religiosa (católica), ahora se cambio de religión (Krishna). aun que no participaba de esto la acompañaba a estos, al principio y durante bastante tiempo me pareció una perdida de inofensiva de tiempo (incluso eran aburridas, y hasta llegue a dormirme en una de estas reuniones :)) )... pero luego con todos esos preceptos, oraciones, restricciones alimentarias, comportamiento, vestido,... me pareció que se le estaba yendo la mano.

    y cuando empezaron a entrometerse en mi forma de vida y creencias (soy ingeniero electrónico y pro-ciencia), comencé a investigar de forma sería las religiones y seudociencias y todo lo relacionado con ello (OVNIS, Poderes paranormales, medicinas alternativas, etc.) y llegue a mis propias conclusiones (a las que muchos otros ya habían llegado): La religión es un invento de los hombres (más que desilusión sentí algo de rabia.. por el engaño tan descarado por tanto tiempo, y dando un respecto a algo que es un vil fraude, una estafa), las seudociencias son engaños y a veces muy elaborados; su fin son engañar para ejercer control social, enriquecimiento económico, etc.

    ahora soy muy escéptico (100%, hasta que se demuestre lo contrario), ateo, libre pensador.

    Tal vez me he vuelto algo poco amistoso cuando alguien trata de conducirme y/o hablarme de esos temas como si fueran algo plausible o algo con fundamentaciones científicas (99.9999999999999% de las veces carecen de ellas); también me siento más libre y en paz con migo mismo ya que me he liberado de todas esas creencias irracionales sin sentido y hasta más ligero... y a si suene un poco arrogante... hasta más inteligente (y mucho menos crédulo, ahora exijo pruebas de todo!).

    Es mejor la verdad, que una mentira consoladora (e inútil).

    ResponderEliminar
  5. Uffff... ponerme a contar la historia de mi camino escéptico sería muy largo y ahora mismo tengo mucho trabajo y pocas ganas... :-)

    En cuanto a lo poco amables que pueden ser los escépticos, recomiendo Storm, de Tim Mitchin (está en inglés, pero la letra se va mostrando a medida que canta). También del mismo músico escéptico, Si abres mucho tu cabeza, se te caerá el cerebro.

    Saludos. Buen blog.

    ResponderEliminar
  6. Hola:

    Fue un camino. Hace 2 años no sabía qué significaba "escpeticismo" -en Chile no se enseña en ninguna parte- y poco a poco comencé a entenderlo. Pero eso fue de la mano con la ciencia, ya que también empecé a descubrirla -en Chile no hay divulgación científica-. Todo a través de internet.

    Gracias a Carl Sagan pude entender y unificar definitivamente ambos conceptos. Hasta cree una asociación escéptica -en Chile no existía nada parecido-. Pero el inicio del camino fue como probablemente el de todos. Compraba revistas paranormales,... hasta veía el programa de Iker Jiménez. Esos temas son muy atrayentes, sobre todo si se exponen así, con grandes producciones, muchos colores y bastante dinero. Pero no hay nada como la ciencia.

    Saludos.

    Bayo

    ResponderEliminar
  7. ¡que lindo encontrar gente que piensa como uno..! Mi camino al escepticismo empezo hace muchos años..(hoy tengo 41),fui monaguillo,estudie con los testigos de jeova(hasta que me pidieron el diezmo...) luego con los adventistas del 7 dia....en ese transcurso ingrese a la facultad Licenciatura en fisica, luego fui vocal de la asociacion salteña de astronomia, y por mi pasion en las ciencias empece a darme cuenta de todas las falacias en todos los ambitos...pero el colmo llego cuando fui citado por una importante autoridad de los adventistas(un gran teologo y profeta)y me pregunto si vi a jesus en la constelaion de orion ( en la nebulosa...), conteste no con toda seguridad...y me dijeron que alli esta , en camino hacia la tierra para su segundo advenimiento...?...PLOP ! otro fraude mas....
    CHAU RELIGIONES...CHAU PSEUDOCIENCIAS...Si me duele la cabeza tomo aspirina...NO VOY AL CURANCHERO DE LA ESQUINA...Pero es mucho mas lucrativo ser chanta...Pero nosotros debemos continuar con nuestra cruzada? para enaltecer la inteligencia humana....

    ResponderEliminar
  8. Creo que uno se vuelve escéptico luego de ver las burradas de algunos que,por ejemplo creen que el agua bendita rociada en todo un edificio,va a poner una especie de barrera de protección contra las enfermedades.¡Por favor!.Ya está bueno de tantas supercherías estúpidas.Allá los que piensan
    que con solo desearlo,un supra poder nos protegerá
    de todos los males de la Tierra.
    Saludos y continúa que vas bien.

    ResponderEliminar
  9. Me hice escéptico y ateo militante cuando no me cuadro el "Viejito pascuero" AKA "Santa Claus" No me cuadraba y a esa edad ya era un insulto a mi inteligencia. El resto vino solo.

    ResponderEliminar
  10. Yo tuve la suerte de haber sido criado por dos padres científicos y, aunque no sé si se autodefinirían así, escépticos. Mi viejo es físico, mi vieja, psicóloga y entre los dos me enseñaron un montón sobre sus disciplinas. Con mi viejo veíamos los videos de Cosmos casi todas las noches y él no sólo me enseñó muchísimo de física, matemática y programación, sino que es en gran parte gracias a él que tengo tanta curiosidad y amor por el conocimiento.
    Mi vieja no me enseñó tanto de psicología, aunque sí aprendí mucho sobre las bases filosóficas del método científico (tanto ella como yo somos fans de Russell), el valor de la experimentación, etc...

    Ambos son ateos u agnósticos (depende de cómo los definas) y yo siempre lo fui. Pero no recuerdo nunca haber sido "instruido" en los argumentos anti-teísas; nunca me dijeron mucho acerca de la religión. Pero me sí me acuerdo de ser muy pequeño (primaria) y discutir con un chico teísta acerca del problema del mal. "Si existe Dios, ¿por que permite que tantas personas mueran en huracanes?" creo que fue mi pregunta.

    Pero a pesar de siempre ser escéptico y ateo, recién hace algunos años que empecé a reflexionar e investigar más seriamente sobre el tema. Creo que el puntapié inicial fue encontrar (por puro azar) este video de Atheist Experience de un tipo que pregunta por qué no nos morimos cuando se pone el sol. Ahí empecé a aprender que hay un gran rechazo a los ateos en EE.UU. No pensé que tal cosa existiera ya que nunca tuve problemas con mi no-creencia. Luego empecé a leer muchos blogs y escuchar podcasts y así como me fui enterando que también existía algo llamado "movimiento escéptico".
    Eventualmente me creé un blog (chiiiivooo XD) y comencé a escribir sobre temas relacionados con el ateísmo, el escepticismo y la divulgación científica. Últimamente, debo reconocerlo, le perdí bastante interés a los debates religiosos y me estoy enfocando más hacia las pseudociencias.
    Me cuesta mucho habler de mi mismo como "escéptico", no me gusta mucho el término...

    ResponderEliminar
  11. En mi caso el pensamiento crítico surgió gracias a diferentes influencias. Por un lado en mi casa siempre ha habido muchos libros de ciencia, historia, literatura, y leerlos me dio la ventaja de encontrar diferencias entre lo que se "cree" y lo que se "sabe". Un libro de "historia de las religiones" fue muy esclarecedor. A pesar de esto, yo era un niño y no era capaz todavía de no sentirme culpable por no creer en Dios, por ejemplo.

    Por otra parte, la universidad me abrió los ojos a la ciencia con mayúsculas. Comprender cómo funcionan las cosas hace que lo "esotérico" deje de ser necesario.

    De adolescente me gustaba mucho observar el cielo nocturno e identificar planetas, estrellas, etc. Eso también me hizo leer libros de astronomía que me dieron una visión realista del universo.Al mismo tiempo encontré el libro "Cosmos" de Carl Sagan. Recordaba la serie de televisión, y con la sensación de haber encontrado un tesoro, lo compré. Fue una lectura veraniega fascinante y esclarecedora.

    Finalmente, el último empujón para deshacerme de ideas irracionales fue el cansancio. El cansancio de no poder conciliar las pocas creencias que me quedaban (una pobre y esquelética religión que tuve que confeccionarme con el paso del tiempo) con la ciencia y el pensamiento crítico.
    Descubrir en internet además a otras muchas personas que claramente rechazaban cualquier tipo de creencia irracional e infundada me animó mucho a deshacerme de los últimos jirones que quedaban de religión en mí. Me causó gran satisfacción leer a Bertrand Russell, y más tarde a Hitchens y Dawkins.

    Cuando era un chaval, también tuve una época de fascinación por los pseudomisterios. Aunque estaba claro que muchas cosas eran supercherías, el disfraz de "ciencia" que utilizan algunos, y el truco de posponer la presentación de pruebas concluyentes a falta de "investigar más", me hacían desear saber más de lo que había detrás. Evidentemente, no había nada.

    ResponderEliminar
  12. Mi curiosidad y ansia de conocimiento siempre ha sido grande sobre todo en lo relacionado con la ciencia, de pequeño me encantaba ver un programa de tv del que no recuerdo su título, pero si a su presentador (Luis Miravitlles), y la serie “Cosmos” de Sagan me encantó.

    Mientras, miraba como un bobalicón a las estrellas deseando tener un contacto extraterrestre, y hallar las respuestas a ¿Quiénes sómos, de dónde venimos, a dónde vamos…?, buscaba estas respuestas en el tarot, la astrología, la quiromancia, la ouija, la grafología… Escuchaba programas de radio con contactos de “Ummo”, y a Jimenez del Oso; y Dios, el verdadero por supuesto, era mi amigo y me reconfortaba…

    Recuerdo a Luis Miravitlles prediciendo que la ciencia tendría cura en el año 2000 para el cáncer, y si bien no ha resultado del todo cierta, si se han producido grandes avances en algunos tipos de esta enfermedad, y en muchísimos otros campos científicos.Pero hacia mis 25 años, me desencanté progresivamente de todo esto, pues no había visto ningún extraterrestre, mi carta astral no se correspondía con mi vida, la uija no acertó más que lo probablemente acertable, y los fantasmas quedaban a la misma altura que el Ratoncito Pérez y los Reyes Magos.

    Leer “Introducción a la ciencia” de Asimov, me ayudó a eso, a introducirme en la belleza del conocimiento científico, y como siempre he desconfiado de los productos milagro, leí “Ciencia o vudú” de Robert L. Park, que provocó mi explosión escéptica, y que ya no he abandonado nunca, ampliandose al campo de las terapias alternativas, que anteriormente me habían parecido parcialmente atractivas.

    Con “El mundo y sus demonios” de C. Sagan quedé definitivamente atrapado por esta corriente; y han seguido títulos como “Astrología, ¿ciencia o creencia?”, “El espejismo de Dios”, “El relojero ciego”, “¿Por qué creemos en cosas raras?... y alguno más.

    La ciencia necesita de buenos divulgadores que acerquen al ciudadano sus logros y descubrimientos, capaces de contrarrestar la superstición y la charlatanería que profesan los vendedores de misterios y pociones mágicas.

    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  13. ¿Y quién me dice a mí que yo soy escéptico? ¿Cuáles son las fuentes de mis escasas certezas? ¿Yo mismo? ¿Mis familiares? ¿Mis amigos? ¿Cómo puedo comprobarlo?...

    ResponderEliminar
  14. CARL SAGAN...! Cumpliste tu objetivo..somos muchos los que recibimos de tu puño, letra y voz la maravillosa forma de crecer intelectualmente...Todos empezamos a pensar gracias A COSMOS...

    ResponderEliminar
  15. Hola Fernando Ojeda:

    Yo hice un pequeño y humilde cuestionario para saber si uno es escéptico de verdad.

    Saludos.

    Bayo

    ResponderEliminar
  16. Yo soy un esceptico gracias a Jaime Maussan el famoso magufo mexicano y a sus apariciones en el programa "otro rollo" del cual yo los sabados en la noche veia con la ilusión de que repitieran la carrera de "botargas" (creo que así le dicen en Mexico a las mascotas de los equipos) y a los monologos de ramones que de vez en cuando eran buenos.

    Buscando información de Maussan me encontre con un blog llamado tumbaburros y despues con otrs blogs que me explicaban todas las bobadas de Maussan, encontre que el señor era un estafador profesional y me abrio los ojos y la mente tambien, deje de creer en todo eso y me volvi ademas de antimagufo un ateo no tan militante pero ateo de todos modos.

    ResponderEliminar
  17. Hace años me gustaba y me creía lo de los ovnis (en el concepto de que eran extraterrestres), y otras cosas... Encontré una librería El Mundo y sus Demonios, de Carl Sagan, y lo compré por curiosidad. Lo leí y empecé a ser más escéptico, leyendo algunas cosas más, encontrándome algunos blogs...

    Saludoss.

    ResponderEliminar
  18. Lo primero, muy buen artículo Ezequiel.

    Intentaré responder a tus preguntas.
    Mi historia es muy larga como para explicarla, pero digamos que día a día veo como personas que yo consideraba inteligentes son engañadas por magufos de todo tipo: desde teorías conspiranoides hasta homeopatía, pasando por exóticas religiones.

    Un día me harté y decidí dejar de hacerme el loco para pasar a una lucha activa, busqué blogs, el tuyo entre muchos otros y me dediqué a leer sobre temas científicos y filosóficos.

    Hace poco, con un par de amigos, fundamos un blog para un menester similar al tuyo:
    http://terrorcuantico.blogspot.com/

    Somos un estudiante de psicología, un dietista y yo, un programador fracasado. Pero los tres escépticos y con ganas de marcha. Podéis pasar a echarle un ojo si os apetece.

    Por lo demás, cuanto más leo más me doy cuenta que no tengo ni idea de nada, y más me río cuando veo los anuncios de la tele (las pocas veces que la veo). Mientras tanto, las personas a las que quiero siguen pensando que hay energías místicas dominando el mundo... en ocasiones es deprimente.

    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  19. Definitivamente nunca creí en pseudociencias, por lo que no hubo un suceso específico que me haga dejar de hacerlo. Pero sí existieron cosas que me hicieron reflexionar desde Internet, en los blogs que reviso todos los días y que forman parte desde hace años de la interface de mi navegador, arrancando por Microsiervos y más tarde Amazings y el presente.

    Como buen técnico que trabaja con lógica pura y algo de matemáticas y que de chico soñaba con ser un científico loco (¿alguien no?) nunca creí en nada no-científico. Agradezco también no haber heredado creencias religiosas ni supersticiosas, algo que no todos tienen la suerte de afirmar. Aunque no soy ateo, siempre supe bien que la religión en sí, las figuras religiosas (¿Estatuas que hacen milagros y lloran? ¡Por favor!!!), la superstición, la astrología y demás yerbas son puro cuento.

    Lo que no sabía, aunque es de suponer, era que las pseudociencias son llevadas a un extremo que *da miedo*. El primer hecho que me hizo reflexionar fue una especie de comic sobre la homeopatía, eso sí no sabía que existía. Me costó creer que hayan existido médicos capaces de creer en sustancias reducidas y la memoria del agua, matándose por defenderlo. Y adentrandome un poco más fui descubriendo todos los magufos, que no son más que cazabobos.

    Y es que lo que me preocupó de todo esto fue precisamente la cantidad de bobos que tienen para cazar. Como amante de la ciencia, aunque nunca haya podido dedicarle activamente, me da mucha impotencia saber que hay tanta gente creyendo esas tonterías. Y aunque hay que reconocer que muchos de esos magufos no son ningunos tontos, la verdad es que están haciendo mucho daño.

    Pienso que la clave está en la información, como me pasó a mi, y hay que seguir buscando medios de difusión para erradicar este mal que y lograr que la gente use un poco la neurona para no dejarse engañar.

    Sobre todo en los chicos, que son nuestros futuros científicos... ¿Qué se puede esperar de lo que queda de este maltratado mundo si quienes mañana se encargarán de salvarlo hoy creen en pulseras mágicas en vez de ciencias básicas?

    Sin más, saludos para todos.

    ResponderEliminar
  20. Para contar esta historia deberia contar la de mi familia, la de mi abuelo que se volvio ateo cuando quedo huerfano de niño y sus rezos que jamas fueron escuchados. El se caso con mi abuela, de familia humilde y catolica. Como se acostumbraba en esos tiempos, tuvieron 11 hijos, y todos crecieron creyendo en lo que quisieron. Algunos de mis tios han brincado de religiones, otros se vuelven catolicos por temporadas y el resultado es que habemos nietos que sencillamente no creemos en nada. Estoy bautizada por influencia de tios, pero nada mas, y ahora que soy madre hemos pensado en que sería hipocrita bautizarlo (por que su abuela paterna si quiere) si no lo vamos a educar bajo esa fe. Le quiero enseñar de religiones, que las conosca entienda y respete... pero tambien le voy a enseñar la historia paralela de cada una.


    De niña, no tenia muchas opciones de que ver en televisión, en vacaciones era ver infomerciales o el programa de Nino Canún, y ahi conoci a Maussan y Carlos Trejo y demas charlatanes, y debo confesar que si le creia cuando juraba que el proximo año seria el año del contacto, que estaban entre nosotros y alguna vez yo misma jure haber visto una nave espacial. Pero tambien pasaba mucho tiempo leyendo y un libro que me gustaba abrir desde antes de leer era un Atlas, las primeras paginas mostraban el sistema solar con sus 9 8 planetas y las galaxias; al final habia un mapa que mostraba las religiones por zona y numero de creyentes, esa fue mi primera pista para el ateismo y el amor por el Universo.


    No dudamos de que existe una Luna, por que hay pruebas y uno mismo puede darse cuenta de que existe, no necesitas gente que te diga que creas que ahi esta, como el Aura o los fantasmas. Si algo es cierto lo debe ser para todos, no para unos pocos, debe haber mas pruebas que testimonios y material desmentible, y sobretodo responder a un metodo cientifico. Por eso salgo a ver el cielo, no para buscar marcianitos, si no para imaginar lo que hay mas alla; he caminado por un cementerio en la noche para ver la tumba de Carlos Torre, y en las fotos que nos tomamos, ni por pareidolia vemos caras o demonios, solo veo el lugar de descanso de uno de los Mexicanos mas ilustres en el mundo del ajedrez.


    Hoy paso mi tiempo desmintiendo cadenas, levanto la ceja cada que alguien me pregunta mi signo, o el de mi bebe, y me toco luchar con mitos de maternidad. Mi libro de cabezera es "El mundo y sus demonios" (Gracias Sagan) y ese libro junto con "El origen de la Vida" de Asimov serán libros que quiero que mi hijo lea, cuando tenga dudas, por que le voy a enseñar a investigar ante todo, con mente cientifica y critica.

    ResponderEliminar
  21. Supongo que uno no elige ser escéptico, sino que es algo que pasa, y en mi caso creo que es consecuencia de la existencia de los propios magufos y pseudocientíficos.

    Si bien siempre me mostré crítico respecto de cosas obviamente dudosas como las religiones y "fenómenos paranormales", mi credulidad me llevó a aceptar varias veces las afirmaciones de charlatanes con aspecto de científico, y especímenes similares. Afirmaciones que al tiempo cayeron por peso propio a medida que se fueron ampliando mis conocimientos en materia de ciencia. Cuando esto pasa, lo menos que siente uno es que se dejó tomar por tonto, y en mi caso es lo que me llevó a hacer de la duda constante una sana costumbre.

    ResponderEliminar
  22. Escuela tecnica,compañeros como el autor del blog, fascinación por la lógica, la discusión verdaderamente argumentativa y su enorme poder, la lectura de ciencia ficción y sherlock holmes desde los 11 años, y ultimamente la firme creencia de que la mayoría de nuestros males como sociedad son causa directa de la falta de medios objetivos de analisis de la realidad y del abuso que hacen las ideologías pseudocientíficas de esta carencia...

    ResponderEliminar
  23. Es difícil explicar el porqué de mi escepticismo. Supongo que es algo natural en mí.

    Ahora, lo que siempre me pregunté es qué proceso subconsciente hago para identificar qué información considero verdadera y cuál falsa.

    Nosotros, como personas comunes y corrientes, no tenemos acceso a todas las evidencias de las cosas que creemos. ¿Cuántos de ustedes han visto un fósil en persona? Más aún: ¿cuántos de ustedes han ESTUDIADO un fósil?

    Al no tener acceso a las evidencias de manera directa, ¿por qué creer a uno sí y al otro no? Ésa fue una de mis mayores dudas qué, si bien sabía qué creer y qué no de una manera subconsciente, no sabía cómo explicarlo para que otros puedan entenderlo y llegar a adoptar el proceso.

    Creo que todo surge de nuestros conocimientos 100% propios y/o demostrables a nuestro alcance, para luego extrapolarlo al conocimiento obtenido por terceros en forma de probabilidades, teniendo en cuenta mucho la transparencia, prestigio y capacidad dar evidencias y argumentos de cada uno.

    Luego voy a tratar de profundizar más en el tema (o que lo haga otro, escribir tanto generalmente me aburre).

    ResponderEliminar
  24. En resumen podría decir que soy escéptico porque mi forma de pensar no admite el pensamiento mágico, estudiando ingeniería, amante de la lógica, y cursante secundario en una escuela religiosa, tiendo a ser muy analítico y a creer solamente lo que puede ser probado y reproducido.

    Lo que es cierto es que gracias a la lectura y a este blog, pude darme cuenta de temas que realmente no conocía estaban fundamentados en puras falacias, como, por ejemplo, la homeopatía.

    También leer y escuchar a Dawkins ha ayudado mucho a cuestionarme sobre temas que uno normalmente acepta como "ciertos" porque están profundamente enlazados en la vida diaria, como es la religión y la creencia en un Dios personal.

    ResponderEliminar
  25. Soy escéptica, simplemente por querer saber de todo, analizar todo, usar la lógica y hacer la preguntas oportunas.

    Leer sobre historia, sociedad, individuo, tecnología, filosofía, naturaleza (la fauna es lo que más me abrió la mente), todo lo intricado de este planeta y fuera, soy curiosa e inquieta, me fascina saber.

    El problema, son los temas complicados de hoy en día, por lo general la gente no tiene esa picardia de dudar, están tan distraídos en sus vidas de "borregos" (por llamarlo así), que no se paran un momento a pensar, simplemente se dejan llevar por lo cómodo y si suena a pseudociencia pues más rápido se lo creen.

    Por desgracia, mucha gente no entiende mi modo de pensar (les tumbo todo lo que saben, les incomoda, molesta, se sienten amenazados), así que me están rechazando, antes me callaba, ahora no me da la gana xD callarme jaja.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  26. No sois escépticos, ya que solo dudáis de lo no oficial aunque funcione desde hace siglos, eso no es escepticismo, es cientifismo.
    Creer que la ciencia ACTUAL tiene todas las respuestas y es mas avanzada en todos los aspectos que todo lo que la raza humana ha tenido hasta hoy es simplemente absurdo.
    El método científico funciona, por supuesto, pero esta en pañales y por otro lado no puede menospreciar sus orígenes y sus fuentes y mucho menos después de usarlas.

    ResponderEliminar
  27. <..Creer que la ciencia ACTUAL tiene todas las respuestas...>

    Y no lo hace, se aproxima a una realidad ;) y va poco a poco.

    <...es mas avanzada en todos los aspectos que todo lo que la raza humana ha tenido hasta hoy es simplemente absurdo...>

    Claro, por aquella época antiquisiiiiima, ya tenían coches voladores... solo una cosa, si sabes porque hemos llegado a donde estamos, entenderás que no es "absurdo".

    Que patadon al escepticismo...

    ResponderEliminar
  28. Yo comencé el camino del escepticismo (y ateísmo, aunque nunca fui una persona religiosa) el día 07/07/09 ... no pregunten como lo recuerdo con tanta exactitud, pero fue el día en que vi una de las charlas de Richard Dawkins en Youtube, y realmente me cambio muchísimo la manera de ver al universo, tanto que se convirtió en uno de mis primeros héroes vivos y reales de mi vida. Luego de el vinieron Sagan, Hitchens, Harris, Dennett (hasta James Randi!) y tantos otros que de una u otra manera afirman cada vez mas a la realidad en mi, tanto que tengo toda una biblioteca dedicada al tema en poco mas de un año! Y me siento muy feliz de finalmente contar con las herramientas para poder discernir entre la verdad y la mentira.

    PD: no me olvidé de vos Ezequiel, también es un placer leerte en el proyecto Sandía y sus derivados ^^

    ResponderEliminar
  29. Es raro pero toda mi vida fui escéptico, lo que me viene de mi padre. Él era un republicano español, ateo y enemigo del pensamiento mágico. Recuerdo que siendo un chico de diez años una tia me pidió que llevara su hija, de cinco años, para ...que la "revisara" una reconocida curandera del pueblo porque tenía síntomas de "empacho" y que ya que estábamos que también me "revisara" a mí. Yo hice una trampa: Le dije que mi tía nos enviaba porque yo era quien parecía estar empachado y que de paso revisara a la niña. La curandera cayó en la trampa: me midió con la cinta y resultó que yo, que estaba muy bien de salud, tenía un empacho terrible y que mi prima, la que estaba "empachada", no tenía nada. Volví triunfante a la casa de mi tía y le conté mi hazaña. Años después supe que un hombre murió por abandonar el tratamiento médico por seguir los consejos de esa curandera. Pero son historias viejas. Ustedes, que son jóvenes, es posible que nunca hayan oído hablar del "empacho" y nunca vieron cómo se curaba con una cinta midiéndola tres veces con el brazo.

    ResponderEliminar
  30. Básicamente, porque desde chico mi viejo me enseñó a pensar racionalmente, y no mágicamente. No hay que subestimar a los chicos, el pensamiento racional debería ser materia obligada en los primeros años de la primaria (~6-8 años).

    Eloy

    ResponderEliminar
  31. A mi también me curaba el "empacho" mi abuela. Y mi mamá "cura" quemaduras "de palabra". Cuando era chica creía que la persona era la que me curaba, no un ser mágico y misterioso llamado Dios que nunca había visto. Ahora de más grande entiendo mejor como funciona la medicina y el cuerpo humano, pero sigo con un pensamiento parecido, de que el ser humano subestima su propio poder, puede sonar a pseudociencia, pero no estoy diciendo nada raro en realidad. Si apruebo un examen no es "gracias a Dios" sino gracias a mí YO lo hice.

    Creo que la pregunta que hizo Ezequiel es más difícil de contestar. Nacimos escépticos o nos convertimos en escépticos con la educación que recibimos. Muchos contaron sus historias acá y algunos tiene padres ateos, otros religiosos; algunos fueron a escuelas religiosas, otros no.

    Ser escéptico sería dudar básicamente de todo? de religiones? de pseudociencias? pero también de políticos y de lo que dicen los diarios? entonces soy escéptica. No sé cómo ni porqué ni desde cuándo, pero como ya he escuchado por ahí: - Ya sé que no es tan bonita ni reconfortante como la mentira pero "yo prefiero la verdad".

    ResponderEliminar
  32. Si bien me parece válida la pregunta, creo que habría que empezar por definir el escépticismo. Es un concepto muy amplio, y con diferentes posicionamientos a lo largo de la historia. Hay diferentes formas de escepticismo. Desde un escépticismo lógico, o metafísico, un escepticísmo metódico o sistémico, un escepticísmo académico, etc.
    Me da la sensación de que no hablamos de lo mismo. En todo caso, descreo tu escepticismo Ezequiel :P.
    Es una pequeña crítica constructiva =).
    Saludos

    ResponderEliminar
  33. Mile:
    La pregunta hace referencia al Escepticismo científico:

    posición práctica, filosófica, científica y epistemológica, en la que se cuestiona a las pseudociencias y, en general, la veracidad de las afirmaciones que carecen de evidencia empírica suficiente. En la práctica, esta posición suele aplicarse al examen de afirmaciones y teorías que van en contra del razonamiento lógico y del método científico. El escepticismo científico se basa en el pensamiento crítico y se opone a afirmaciones que carezcan de evidencia empírica verificable y contrastada.

    Está mejor explicado en este artículo.

    ¿En qué sentido descrees de mi escepticismo?

    ResponderEliminar
  34. Según el escepticismo el sujeto no puede aprehender el objeto. Por lo que (en su forma lógica) niega la posibilidad de conocimiento alguno, e incluso recomienda la abstención de todo juicio. La verdad no es aprehensible. Y por tanto, el escepticismo académico (que es un poco menos radical que el lógico), considera que no hay certeza rigurosa, sino probabilidades.
    De ahí comienzan a caer en una serie de contradicciones a partir de la negación de la posibilidad de conocimiento (lo que es en si mismo un juicio, y por tanto una afirmación).
    Descreo tu escepticismo porque te he escuchado afirmar la existencia, si bien no de una verdad absoluta, si de verdades. Y creo que de base va en contra de lo que es el escepticismo.
    Por otro lado, entiendo el cuestionamiento a las pseudociencias, si bien creo que bien puede hacerse desde otras posiciones epistemológicas en mi opinión, menos extremistas.
    Pero sigo sin estar segura acerca de que la definición que das se encuadre realmente en el escepticismo. (No me confío demasiado en wikipedia :P).
    Te invito a la duda =).

    ResponderEliminar
  35. Digo, entiendo tu forma de pensar. No creo que la etiqueta para ella sea "escepticismo". (Me reaclaro, jeje)

    ResponderEliminar
  36. Si bien el sujeto no puede aprehender el objeto, ya que no existe forma de conocimiento 100% objetivo, negar la posibilidad de conocimiento y abstenerse de todo juicio es una estupidez.

    Simplemente porque se pueden tener conocimientos que tienen utilidad, y que funcionan: no conocemos exactamente el comportamiento del aire a altas velocidades, la combustion y demás, sin embargo, podemos construir aviones que vuelan y llevan personas de un lado a otro. ¿Cómo? Mediante la aplicación del método científico.

    He visto muchas aeronaves que fueron diseñadas "sin el método científico", es decir: construirlas sin realizar ningún experimento de por medio para comprobar las hipótesis, y probarlas directamente, y siempre han terminado en desastre.

    De la misma forma estamos comunicándonos con una computadora. Los científicos no pueden conocer el comportamiento absoluto de la electricidad, sin embargo pueden aproximarse lo suficiente para utilizarla de forma bastante eficiente.

    Si realmente fuese imposible conocer el Universo como decís, estaríamos en la edad de piedra todavía, y toda la tecnología que tenemos a nuestro alrededor te demuestra que no es así.

    "Escepticismo científico", sea o no sea "la forma oficial" de etiquetar esta corriente de pensamiento, no me interesa: basta con buscar esa frase en google y encontrar miles de lugares donde lo utilizan así.

    Tampoco entiendo ese fetichismo de sólo confiar en la información impresa en papel (sin importar el autor) y no la que aparece en una pantalla, pero bueno.

    ResponderEliminar
  37. Yo deje de creer porque no creo que las cosas se deban aceptar sin evidencia o sin comprobar. Las cosas deben tener un por que y se debe promover el conocimiento y la investigacion no se debe mantener ignorante a las personas. Por mi parte trato de darle promocion a todas las paginas como estas que nos hacen pensar sobre estos temas muy importantes.

    ResponderEliminar
  38. !!!!POBRECITOS TODOS USTEDES!!!!!

    ResponderEliminar
  39. bueno, de chiquito, cuando agarraba un sapo en el campo, habia personas que me decian que me iva a orinar en los ojos y me iva a quedar ciego. simplemente yo agarraba al sapo y podia comprobar que esto era imposible, es nada mas que una anecdota, pero hoy me doy cuenta que siempre tube una tendencia esceptica. ya mas tarde me hice lector de ciencia ficcion y fantasia, y fue en "el pendulo", una revista de estos dos generos, donde lei un ensayo de john sladek, "los nuevos apocrifos", que es una guia de pseudociencias. esta escrito en 1973 y hay algunos temas que no menciona, como el psicoanalisis, por ej., pero es muy entretenido, y tiene todas las notas, referencias y bibliografia como corresponde. este ensayo es el que me hizo un click

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario. Si vas a criticar algún artículo, te pedimos por favor (por el bien de la discusión y para ahorrar tiempo) que fundamentes tus críticas, y en lo posibles, cites otras páginas, autores, estudios científicos o artículos enciclopédicos.

Recuerda SIEMPRE copiar tu comentario antes de darle "aceptar". Siempre es probable que haya un error y se borre espontáneamente sin posibilidad de recuperación.