jueves, 6 de mayo de 2010

El Psicoanálisis, una Pseudociencia escondida a la vista de todos

Psicoanálisis como Pseudociencia

Es muy común que como seres humanos, estudiemos alguna disciplina que nos interesa mucho, y que se explica a sí misma en su totalidad. Dentro de un círculo relativamente cerrado de autores renombrados, discípulos y hasta autores anónimos y antiguos, se pueden cocer las teorías más extravagantes. Muchos hemos participado de alguna forma de estas situaciones, y tal vez nunca se nos ocurrió buscar alguna crítica, u opinión ajena. La pregunta es: si estuvimos el suficiente tiempo metidos en esta situación, ¿seremos capaces de oír y razonar lo que dicen otros autores sobre el tema, o cómo es abordado desde otras disciplinas?

En el caso de las pseudociencias (ver: ¿Qué es una pseudociencia?), la respuesta es un tajante "No". Los que opinan diferente, suelen formar parte de una conspiración que quiere ocultar la verdad por algún interés; son críticos envidiosos de nuestros ídolos, o bien los detestan por razones personales; hasta se les critica pertenecer a "otra corriente", y no analizar más allá que eso. El argumento no nos interesa, o tal vez no somos capaces de cambiar de opinión. Tal vez si cambiasemos de opinión, años y años de estudios se irían a la basura, y no hablemos de la posibilidad de ganar dinero, si así fuese el caso. Esto es algo que más o menos conocemos, y es muy claro con la burda entrevista al astrólogo Hugo Bonito, en este blog.

Un buen científico, es una persona que busca la verdad, y se guía por la necesidad de encontrar la verdad (eventualmente por la posibilidad de hacerse famoso con ello). Un científico puede estar trabajando durante años en alguna teoría, hasta que encuentra evidencia que lo contradice. Si los resultados de la vida real no coinciden con sus predicciones, se ve obligado a reformular la teoría o abandonarla, sin más. Sin importar las horas, días y años perdidos.

Un científico falso, o pseudocientífico, modificará los resultados de sus experimentos, inventará otros tantos y utilizará diversas artimañas para hacer cuadrar su teoría.

Una persona curiosa y relativamente racional, se hará preguntas, y supongo que estará dispuesto a investigar si descubre que algo no es como pensaba y eventualmente se arriesgará a descubrir una realidad que no coincide con lo que creía.

La Psicología es la ciencia que estudia los procesos mentales y cognitivos de los seres humanos, dentro de esta disciplina, hay diversas "teorías" y terapias. Una de las más conocidas y difundidas, es el Psicoanálisis, fundado por el famoso Sigmund Freud.

La teoría de Freud es muy completa, y hasta bella en muchos aspectos, pero desgraciadamente muchos de sus postulados no tienen mucha relación con la vida real. Freud usó métodos dudosos para realizar sus experimentos, mintió sobre algunos, plagió otros, y jamás comprobó muchas ideas.

Muchas personas desconocen que la terapia del diván no es la única psicoterapia, aun sin recurrir a psicofármacos. Y muchos desconocen que las afirmaciones que hacen algunos psicoanalistas carecen de argumento, que se tratan de simples juegos de palabras y dogmas no-comprobados o refutados.

Existen otras terapias, como la cognitivo-conductual que se basa en investigaciones y datos reales, y que fueron construidas de la mano de la biología y las neurociencias. Este artículo intenta mostrar diversas críticas importantes que recibe el psicoanálisis, y hacen pensar que se trata de una pseudociencia.

He visto críticas a las críticas del psicoanálisis, que se basaban en un burdo "tu eres conductual", o "la psiquiatría es peor porque utiliza psicofármacos". No se trata de ver cuál es peor o cuál es mejor. Haciendo un paralelo, quienes defienden la Homeopatía dicen tonterías similares sobre la Medicina Científica. Se trata de ver si están diciendo la verdad, o están mintiendo descaradamente (y luego la mentira se convierte en un dogma, y los científicos en fanáticos religiosos que se ofenden ante la crítica).

El siguiente texto pertenece a El Libro Negro del Psicoanálisis (agradecería si alguien consigue la versión digital y me la envía), fue publicado en la Revista Noticias de Argentina, y da para pensar:

El psicoanálisis se hizo marginal
Francia es, con la Argentina, el país más freudiano del mundo. En estos dos países se admite comúnmente que:
  • todo lapsus es "revelador"
  • que los sueños inevitablemente develan "deseos inconfesables"
  • o que todo psicólogo es forzosamente un "psicoanalista".
En Francia, cuando los alumnos preparan sus exámenes finales del bachillerato, y a lo largo de toda la formación de maestros y profesores, las ideas de Freud son enseñadas como verdades incuestionables.

De trece mil psiquiatras, el setenta por ciento practica psicoanálisis o alguna terapia de inspiración psicoanalítica.
Los freudianos están sólidamente instalados en hospitales y universidades. En los medios de comunicación se les prodigan generalmente los calificativos de "expertos" o "especialistas". El psicoanálisis goza así de un prestigio evidente.
Sin embargo, son muy pocos los que saben que esta situación es única en el mundo.
En el extranjero, el psicoanálisis se ha hecho marginal. En los Países Bajos, la nación donde se consume menos cantidad de ansiolíticos, el psicoanálisis es casi inexistente en tanto terapia.
En Estados Unidos, sólo cinco mil personas se psicoanalizan: en relación con los 295 millones de norteamericanos.
El Myers, el manual que sirve de referencia a los estudiantes de Psicología allende el océano, consagra apenas once páginas a las teorías freudianas, de las 740 con las que cuenta.

¿Tendrán razón Francia y la Argentina, solas, en contra del resto del mundo?


Freud y la cocaína
Por Han Israëls. Historiador de la psicología. Autor de "El caso Freud. Histeria y cocaína".

En 1884 Freud, que entonces tenía 28 años, comenzó sus experiencias con la cocaína, una sustancia relativamente mal conocida en aquella época. Freud quería descubrir algo. Intenta así utilizar la cocaína como medio de liberarse de la morfinomanía: había leído en una revista norteamericana que eso era posible. Lleva a cabo la experiencia con Ernst von Fleischl-Marxow, un colega y amigo que se había vuelto morfinómano luego de una penosa operación quirúrgica.

Si se da crédito a las publicaciones de Freud, la desintoxicación de la morfina fue un acierto total. En 1884, escribe que el morfinómano en cuestión –del que evidentemente no proporciona el nombre– había logrado de inmediato, gracias a la cocaína, abstenerse de la morfina sin padecer síntomas de abstinencia importantes y que además, diez días más tarde, había dejado de tomar cocaína. En 1887 afirmó que que era posible curar la morfinomanía por la cocaína y que él había participado directamente en la cura de este tipo, que había sido un éxito total.

Pero en su correspondencia privada, Freud cuenta, ofreciendo detalles, una historia muy distinta. (...) En mayo de 1885, un año después del comienzo del tratamiento, Freud anota en una carta a Martha que Fleischl sólo sobrevivía con ayuda de cocaína y de morfina, y que había utilizado grandes cantidades de cocaína durante los últimos meses. El consumo había sido tal que le había provocado una intoxicación crónica cuyas consecuencias eran un grave insomnio y una suerte de deliriums tremens. Se sentía tan mal que prometía suicidarse luego de la muerte de sus padres.

(...) La lección de esta historia es la siguiente: en sus publicaciones, Freud no tuvo ningún escrúpulo en presentar una terapia desastrosa como un éxito resonante. Un investigador que comunica sus resultados de este modo no merece ser tomado con seriedad. Sólo se puede calificar de estafador.


Los pacientes imaginarios
Por Mikkel Borch-Jacobsen. Filósofo. Autor de siete libros sobre psiquiatría e historia del psicoanálisis.

Una de las razones por las cuales ha sido necesario tanto tiempo para hacerse una idea más precisa de la eficacia de los análisis practicados por Freud es que evidentemente no se conocía la identidad real de sus pacientes. Protegido por el secreto médico, Freud podía entonces permitirse escribir lo que fuera, y sólo muy progresivamente se hizo camino la verdad, a medida que los historiadores lograban identificar a las personas que se ocultaban detrás de los nombres pintorescos de "Elisabeth von R.", del "Hombre de los Lobos" o del "Pequeño Hans". (..) El balance resulta poco convincente.

Señorita Anna O.: Sabemos ya que Bertha Pappenheim no se había curado en absoluto de ningún síntoma histérico por la "cura por la palabra" de Breuer, contrariamente a las aseveraciones repetidas por Freud. Se comprende, en estas condiciones, que ella haya sido más que escéptica en relación con el psicoanálisis:
según el testimonio de Dora Edinger, "Bertha Pappenheim no habló nunca de ese período de su vida y se oponía con vehemencia a toda sugerencia de un tratamiento psicoanalítico para las personas que tenía a su cargo, ante la gran sorpresa de la gente que trabajaba con ella".

Cecilia M.: Su verdadero nombre era Anna von Lieben, nacida baronesa de Tedesco. Esta paciente muy importante e Freud llamaba su "Maestra" (Lehrmeisterin) sufría también múltiples síntomas y excentricidades. Era además morfinómana. Según Peter J. Swales, que fue el primero en identificarla públicamente, su tratamiento con Freud, que duró de 1887 a 1893, no produjo ninguna mejoría en su estado, sino al contrario. Su hija declaró más tarde a Kurt Eissler –que la entrevistó para los Archivos Freud– que la familia detestaba cordialmente a Freud ("todos lo odiábamos") y que la paciente misma se interesaba mucho menos por la cura catártica que por las dosis de morfina que su doctor le administraba con liberalidad: "Vamos, lo único que esperaba de él era la morfina".

El Pequeño Hans: "La historia de enfermedad y curación" del pequeño Herbert Graf no fue tal, como tampoco las de Aurelia Kronich o Ida Bauer. Freud y el padre del niño, Max Graf, gastaron tesoros de ingeniosidad psicoanalítica para la curación de aquello que Freud llamó una fobia a los caballos, considerando que provenía del complejo de castración del pequeño niño. Herbert, que evidentemente parecía tener más sentido común que sus dos terapeutas, atribuía su miedo a los caballos y a otros grandes animales a un accidente de ómnibus del que había sido testigo, en el curso del cual dos caballos habían caído para atrás. En esta segunda hipótesis, mucho más simple y prosaica, no hay por qué asombrarse de que la angustia del niño por los animales se haya atenuado espontáneamente después de un tiempo. ¡Lo sorprendente es más bien que Herbert haya salido indemne del espantoso interrogatorio edípico-policial al que su padre y Freud lo sometieron!

El Hombre de los Lobos: En el caso de Sergius Pankejeff, podemos evaluar la eficacia a largo plazo de sus dos momentos de análisis con Freud, y es rigurosamente nula: sesenta años después, Pankejeff seguía siendo víctima de pensamientos obsesivos y de ataques de depresión profunda, a pesar de un seguimiento analítico casi constante por parte de los discípulos de Freud. Este brillante éxito terapéutico fue en realidad un fracaso total.


Una nebulosa sin consistencia
Por Mikkel Borch-Jacobsen.

No nos preguntaríamos más por qué el psicoanálisis tuvo tanto éxito si estuviéramos persuadidos de su validez. En realidad, la cuestión sugiere implícitamente que no creemos, o que ya no creemos: "¿Cómo explicar que una teoría falsa como el psicoanálisis haya tenido tanto éxito?". Para decirlo de otro modo: "¿Cómo hemos podido engañarnos hasta este punto?".

(...) ¿Qué hay en la teoría psicoanalítica que la vuelve capaz de cumplir tantas funciones? Nada, según mi opinión: precisamente porque es perfectamente vacía, perfectamente hueca, esta teoría pudo propagarse como lo hizo, y adaptarse a contextos tan distintos. Se equivoca quien se pregunta qué explica el éxito del psicoanálisis, ya que nunca hubo algo como el psicoanálisis, al menos entendiéndolo como un cuerpo de doctrina coherente, organizada en torno a tesis claramente definidas y por consiguiente potencialmente refutables. El psicoanálisis no existe; es una nebulosa sin consistencia, un blanco en perpetuo movimiento.

¿Qué hay en común entre las teorías de Freud y las de Rank, de Ferenczi, de Reich, de Melanie Klein, de Karen Horney, de Imre Hermann, de Winnicott, de Bion, de Bowlby, de Kohut, de Lacan, de Laplanche, de André Green, de Slavoj Zizek, de Julia Kristeva, de Juliet Mitchell? Más aún, ¿qué hay en común entre la teoría de la histeria profesada por Freud en 1895, la teoría de la seducción de los años 1896-1897, la teoría de la sexualidad del año 1900, la segunda teoría de las pulsiones de 1914, la segunda tópica y la tercera teoría de las pulsiones de los años veinte? Alcanza con consultar cualquier artículo del "Diccionario del psicoanálisis" de Laplanche y Pontalis para darse cuenta de que el "psicoanálisis" ha sido desde el comienzo una teoría que se renueva (o flota) permanentemente, capaz de tomar los virajes más inesperados.

(...) Freud se permitió a menudo cambiar sus teorías cuando percibía que estaban invalidadas por los hechos (Clark Glymour, Adolf Grünbaum), pero se confunde rigor falsacionista y oportunismo teórico. Ningún "hecho" era susceptible de refutar las teorías de Freud, las adaptaba a las objeciones que se les hacían.


El psicoanálisis decepcionó al mismo Freud
Por Isabelle Stengers. Filósofa de las ciencias belga.

Final de su vida, en el artículo "Análisis terminable e interminable" de 1937, Freud confiesa en términos muy claros el fracaso de toda su empresa. (...) Freud mostró con enorme insistencia que la relación de fuerzas entre el paciente y el analista es desfavorable para este último, en el sentido de que todo lo que puede movilizar en contra de las resistencias del paciente no basta, la mayoría de las veces, para vencerlas. Entonces la técnica psicoanalítica no ha cumplido sus promesas, decepcionó al viejo Freud exactamente de la misma manera en que la hipnosis lo había decepcionado en los tiempos del inicio del psicoanálisis.
Desde este punto de vista, este artículo pone un punto al psicoanálisis, un punto verdaderamente final, y, si uno lo lee desde esta perspectiva, como nosotros lo hemos hecho, es algo que resulta del todo evidente.


Los honorarios sin escrúpulos
Por Peter Swales. Historiador del psicoanálisis galés.

Tres años más tarde (en 1913), en un ensayo titulado "Nuevos consejos sobre la técnica del psicoanálisis", Freud aborda la cuestión de los honorarios, un tema que omitió profundizar siempre en su obra publicada –tan lamentablemente, hay que señalarlo–. Recomienda a los practicantes adoptar desde el comienzo una actitud muy franca. Deben convenir expresamente, con audacia y sin escrúpulos, honorarios suficientemente altos para que los clientes potenciales tengan la impresión de que la prestación que les será propuesta tiene valor.
A la "cuestión molesta" de la duración del tratamiento –una cuestión "a la que, de hecho, es casi imposible responder"– Freud responde que un analista sólo puede dar garantía de que durará "más de lo que prevé el paciente".

Freud sostuvo que los honorarios elevados estaban justificados por el hecho de que, cualquiera fuera la duración del tratamiento, el psicoanálisis contaba con su promesa de partida: la cura de la neurosis. Por otra parte, es a partir de consideraciones terapéuticas que él recomendó esa actitud interesada; después de todo, la reducción progresiva del volumen del portafolio o del contenido de los bolsillos del paciente podía servirle de aguijón para mejorar en la vida. En virtud de este razonamiento y de la idea de que el pago de honorarios permitía mantener la relación entre el doctor y su paciente en un plan estrictamente profesional, el psicoanalista estaba entonces por la fuerza de las cosas en la imposibilidad de seguir con los pacientes por caridad, lo que, de todas formas, habida cuenta de los tiempos pasados, había sido fuertemente perjudicial para sus ingresos.

El corolario era que se les negaba a los pobres el beneficio del psicoanálisis, y que sólo merced a los dones del dinero, cualesquiera que fueran, podían hacer desaparecer sus neurosis. Con tales propósitos, Freud afirmaba hablar con conocimiento de causa.

Durante diez años, preocupado por hacer llegar la luz hasta los secretos de la neurosis, había atendido siempre a uno o dos pacientes gratis; luego las cosas tomaban un carácter inevitablemente personal, arruinando de manera irreversible la alianza terapéutica.


Cualquiera puede ser psicoanalista
Por Jacques Van Rillaer. Profesor de Psicología de la Universidad de Louvain-la-Neuve en Bélgica.

Detengámonos un poco más en el hecho de que el psicoanálisis es una actividad fácil, lo que poca gente comprende, salvo quienes lo han practicado. Sin embargo, el propio Freud lo ha dicho y lo ha repetido: "La técnica del psicoanálisis es mucho más fácil de aplicar de lo que uno se imagina a partir de su descripción". La regla de atención flotante, que dirige el modo en que el psicoanalista escucha, "permite economizar un esfuerzo de atención que no se podría mantener todos los días durante horas". "Cada uno posee en su propio inconsciente un instrumento con el cual puede interpretar las expresiones del inconsciente de los demás". "El trabajo analítico es un arte de la interpretación, cuyo manejo concluyente demanda cierto tacto y práctica, pero que no es difícil aprender".

(...) En una curación, el analista freudiano adopta esencialmente tres tipos de actividad:

  1. escuchar en estado de atención flotante, es decir, sin el esfuerzo de atención; 
  2. emitir regularmente "hummmm", para asegurarle al cliente que se lo está escuchando y que tiene interés en continuar asociando "libremente"… sobre temas freudianos; 
  3. hacer de tiempo en tiempo interpretaciones, a veces comprensibles, a veces enigmáticas.

La decodificación psicoanalítica es muy simple: en gran parte, consiste en separar las palabras –llamadas "significantes"– y en señalar analogías o significaciones simbólicas. Esto es accesible a toda persona que terminó el secundario y que leyó algunos libros de psicoanálisis. Cuando el cliente hace preguntas comprometedoras, sólo hace falta devolverle el fardo: "¿Por qué me pregunta eso?", "¿Qué interpela eso?", etc. Sus críticas y sus oposiciones se interpretarán como "resistencias", "negaciones" o manifestaciones de una "transferencia hostil". Nunca remiten al analista en cuestión.

Cualquiera puede autorizarse como "psicoanalista" y ejercer este oficio, que no tiene estatus legal. Desde que el psicoanálisis ha tenido éxito, numerosas personas lo han practicado sin haber hecho estudios de psicología o de psiquiatría.

(Nota del autor del blog: obviamente esto último no es correcto en todos los países, en Argentina por ejemplo, los psicoanalistas tienen que ser psicólogos. Al fin y al cabo, la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional se centra casi exclusivamente en el psicoanálisis, lo cual llevó al epistemólogo Mario Bunge, a llamarla: "Facultad de Ciencias Ocultas")


La táctica de la jerga incomprensible
Por Jacques Van Rillaer

Los freudianos –principalmente en Francia– utilizan bonitas fórmulas y se jactan de una vasta cultura literaria y filosófica. A instancias de Lacan, citan mucho a Platón, a Goethe, a Poe. Conocen algún mito antiguo y desde luego a los poetas surrealistas. Pero no hay que dejarse intimidar, y resulta útil recordar, según el eminente epistemólogo Gaston Bachelard, que "la paciencia del erudito no tiene nada que ver con la paciencia científica". Otro modo de engañar con falsas apariencias es el uso de una jerga incomprensible. Este tipo de lenguaje ofrece seguridad intelectual porque vuelve a la doctrina aparentemente "irrefutable" (a toda objeción, se puede responder: "Usted no ha comprendido nada", "La verdad analítica es otra, está en todas partes", promueve mistificaciones (haciendo pasar simples acrobacias verbales por nuevas contribuciones al saber), facilita el abuso de poder y de la explotación financiera, proporciona intensas satisfacciones narcisistas. Para no dejar que se burlen de uno, conviene leer el análisis hecho por Erwin Goffman de los procedimientos de mistificación del público. Citemos sus conclusiones: "Como lo muestran innumerables cuentos populares e innumerables ritos de iniciación, el verdadero secreto oculto detrás del misterio es, a menudo, que en la realidad no hay misterio; el verdadero problema radica en impedir que el público también lo sepa".

(...) Lacan explotó sin avergonzarse la táctica de interpretaciones sibilinas. Los alumnos-analizantes intentaban, en grupo, decodificar sus palabras. Jean-Guy Godin escribió, en el diario de su análisis didáctico con el maestro parisino: "Por supuesto, la estrategia –digamos el cálculo de Lacan– era uno de nuestros temas de conversación regular en ese bistró donde estábamos; ya que sus intervenciones presentaban siempre un costado enigmático, algo indecible: ¿se podía apostar con certeza acerca de la presencia de intenciones o sobre la ausencia de segundas intenciones?". Para sus admiradores, Lacan podía producir cualquier asociación libre y decir lo que sea: ellos se encargarían luego de otorgarle un sentido, un sentido profundamente bien comprendido.


Las mentiras de Freud
Por Frank Cioffi. Epistemólogo norteamericano. Autor de "Freud y la cuestión de la pseudociencia".

Sigmund Freud pudo haber sido un gran hombre, pero no era por ello un hombre honorable. Grande por la imaginación y la elocuencia, se deshonró al dirigir un movimiento dogmático en interés del cual nunca dejó de perjurar. Es posible que haya sido herido, alguna vez, por su tendencia a renegar de sus ideales.

(...) Entre las mentiras de Freud, se pueden citar las siguientes: que descubrió el complejo de Edipo sobre la base de falsos recuerdos de seducción paterna; que había una vez una joven llamada Anna O.; que su teoría de la sexualidad ha sido confirmada por la observación directa que emprendió de los niños; y que no tenía ninguna idea preconcebida en cuanto a la influencia de la sexualidad cuando comenzó a analizar a sus pacientes, por lo que la supuesta corroboración no pudo ser debida a la sugestión.

(...) Algunos reconocen las mentiras de Freud, pero las perdonan en virtud de verdades que no han sido sin embargo transmitidas y de sus consecuencias benéficas. Este razonamiento no es nuevo. Un historiador norteamericano, escandalizado por el rechazo de Speer a admitir que estaba al tanto de la "solución final" (de los nazis) y persuadido de que había mentido cuando rechazó asistir a una conferencia sobre este tema, habría modificado el informe de los debates, de manera que Himmler parecía dirigirse directamente a Speer. Un filósofo de las ciencias canadiense le concedió a Freud las mismas circunstancias atenuantes: "Freud, como muchos teóricos celosos, sin dudas falsificó las pruebas en función de la teoría. Freud demostró un compromiso apasionado por la Verdad, la verdad profunda, subyacente, en tanto que valor. Este compromiso ideológico es totalmente compatible con el hecho de mentir como un zapador, y hasta puede incluso exigirlo."


¿El psicoanálisis cura?
Por Jean Cottraux. Psiquiatra francés. Director de la unidad de tratamiento de la ansiedad del hospital de la Universidad de Lyon.

¿Exploración indefinida o cura de las mentes con problemas? ¿Disciplina reina del conocimiento de sí o método terapéutico? ¿Desarrollo personal o terapia? Los psicoanalistas han sabido aprovechar esta ambigüedad notablemente. Cuando se les pregunta sobre la eficacia de la terapéutica, responden que su objetivo último es el conocimiento de sí. Cuando se les exige que justifiquen los conocimientos que adquirieron por este método, dicen que la prueba brillante son sus resultados terapéuticos y que éstos se miden con la vara de los testimonios de cada caso definitivamente curado. A este doble lenguaje se añade a veces la arrogancia frente a los demás tratamientos psicológicos y farmacológicos. Estos últimos se orientan a tratar pero no a curar. El psicoanálisis cambiaría las estructuras mentales mientras que los otros métodos no harían más que desplazar los síntomas.

Sin embargo, los capítulos de este libro [El Libro Negro del Psicoanálisis] no permiten afirmar que la cura sea muy frecuente en psicoanálisis, incluso en las manos particularmente esclarecidas del padre del psicoanálisis. El mito de la sustitución de los síntomas en las otras formas de psicoterapia, en particular de las terapias cognitivo-conductuales, ha recorrido un largo trecho.

En nuestros días, la cuestión de los resultados del psicoanálisis agita no sólo al mundo de los psicoanalistas, sino también al gran público. Éste está mejor informado y deseoso por comprender qué le espera en el diván, y también quiere evaluar las alternativas a un método largo y costoso.

Desde los orígenes, se le reprocharon a Freud menos sus ideas, sus juicios banales y próximos a los de Charcot y Janet, que la poca eficacia de su método. Durante el siglo XX, la controversia continuó a pesar de la marcha triunfal del psicoanálisis. Desde los años sesenta, los cuestionamientos han sido, en especial, más numerosos y han llevado al advenimiento de otras formas de psicoterapia en la mayoría de los países democráticos, en particular en Estados Unidos y en los países de Europa. No ha sucedido lo mismo en Francia, que sigue siendo, con la Argentina y Brasil, uno de los bastiones de la influencia psicoanalítica casi sin parangón hasta el día de hoy.


Víctima del análisis
Por Annie Gruyer. Se psicoanalizó durante siete años.

Un martes de septiembre de 1992, puse término a siete años de terapia de inspiración psicoanalítica. Yo acababa de cumplir veinte años. Me acuerdo del inmenso alivio que sentí ese día: tenía la impresión de que me estaba arrancando de una especie de laberinto donde yo erraba desde hacía años, sin ningún fin preciso, sin poder estar segura de que un día encontraría una salida. Me sentía liberada, aun cuando no había resuelto ninguna de mis dificultades, aun si retomaba mi camino con los mismos sufrimientos, las mismas preguntas al hombro.

(...) Centro hospitalario, consulta externa, un lunes a las dos de la tarde. Inicié mi primera entrevista en terapia cognitiva-conductual (TCC). El médico psiquiatra que me recibió comenzó inmediatamente el diálogo. Me preguntó por qué había venido, cuáles eran mis dificultades. Yo le expliqué mis perturbaciones y qué cosas me invalidaban en la vida cotidiana. Después de haberme planteado algunas preguntas suplementarias, me dijo esto: "A través de todo lo que usted me explicó, le puedo decir que todo lo que usted describe lleva un nombre: agorafobia acompañada de una perturbación pánica. Es importante que usted sepa que yo entiendo lo que sufre, y que usted no está sola en este caso. Es una fobia conocida y que se puede tratar: podemos ayudarla".

Siete años barridos en una sesión. Me sentía aliviada, ligera: yo no estaba loca, yo no era la única en sentir esas terribles crisis de angustia, yo podría librarme de ellas. Y ahora me sentía apoyada.(...) En 18 meses, hice progresos que no imaginaba que fueran posibles. Entonces, ¡existían otras terapias además del psicoanálisis! Enfoques sin un Gran Maestro todopoderoso ni discípulos fanáticos. Para mi, la solución vino de la TCC. Para otros, se tratará de otra forma de tratamiento. Hoy lo importante ya no es hacer del paciente una víctima, un ser pasivo al que se deja empantanado en un síntoma que sería "solamente" la parte visible de un iceberg... Que cada persona que sufra pueda ser aliviada prioritariamente de sus perturbaciones y síntomas por médicos y psicólogos que dialogan y que tratan. Cada enfermo, aún en el terreno de la salud mental, tiene derecho a un diagnóstico, a una explicación del enfoque propuesto por el terapeuta. El fin de un tratamiento debería ser el alivio del sufrimiento y la autonomía del individuo en una "alianza terapéutica" y humana. Es una cuestión de salud pública.


El psicoanálisis saboteó a las madres
Por Violaine Guéritault. Psicóloga. Autora de "La carga emocional y física de las madres".

Durante décadas, el psicoanálisis se dedicó a sabotear ese frágil lugar que la sociedad de los hombres había dejado a la mujer: su rol materno, la transmisión, con la vida, del amor, de la educación de los primeros años. Durante milenios las mujeres habían sido consideradas inferiores a los hombres, excepto en el dominio familiar, en el cual se les reconocía su competencia y su valor. Con el psicoanálisis ya no les queda ni siquiera ese espacio reservado a ellas.

Durante mucho tiempo, Estados Unidos contribuyó a vehiculizar esas teorías culpabilizadoras de la madre hasta que la corriente de pensamiento freudiana perdió progresivamente su vigor en los años ochenta y noventa. (...) La psicología moderna comprendió que el psiquismo humano no era un parque de diversiones en el cual uno puede permitirse enunciar pseudoverdades sin tener pruebas tangibles de lo que se postula. El drama psicológico que durante años vivieron cientos de madres de esquizofrénicos o autistas, acusadas de los peores delitos basándose sólo en la fe que se prestaba a un puñado de psiquiatras, resulta tanto más inadmisible si se atiende a que la investigación científica ha demostrado hoy que esas graves perturbaciones son en buena medida de origen neurofisiológico. ¿Qué consecuencias trágicas ha traído la culpabilización a ultranza de estas madres? ¿Cuántas madres han vivido con la convicción de que eran monstruos incapaces de amar verdaderamente a sus hijos? ¿Cuántos dramas familiares y vidas arruinadas?

(...) Parecería que, en Francia, las madres son siempre consideradas peligrosas para sus hijos, y aun mortíferas. Tal como la Reina de la Noche, en "La flauta mágica" de Mozart, que quiere arrancar a su hija Pamina de la influencia de su padre, el sabio Sarastro, ellas se desgañitan en gritos histéricos y devastadores. No estamos hablando de algunos casos abusivos, de algunas madres: ¡no! Son LAS madres en general, TODAS las madres. ¿Dónde están los estudios, las investigaciones? ¿Sobre qué reposan estas perentorias acusaciones?


Los mitos sobre la homosexualidad
Por Pascal de Sutter. Psicólogo y sexólogo. Jefe de Sexología del Hospital de Waterloo, Canadá.

Freud enunció teorías muy refutables sobre la homosexualidad. No duda en citar a Iwan Bloch para afirmar que la homosexualidad "está extraordinariamente difundida en numerosos pueblos salvajes y primitivos".

¿De dónde viene, entonces, que la llame una "perversión"? De la madre, probablemente… Según el psicoanálisis, ella es muy a menudo la causa de los problemas. "Entre todos los hombres homosexuales, existió en la primera infancia, olvidada más tarde por el individuo, una relación erótica muy intensa con la persona femenina, generalmente la madre, suscitada o favorecida por la ternura excesiva de la madre misma, reforzada además por la retirada del padre en la vida del niño", escribió.

Y si un homosexual afirma que su madre no suscitaba una ternura excesiva, Freud dirá que la ha "olvidado". Advirtamos sin embargo que, para Freud, no sólo los padres se ven cuestionados: la acentuación del erotismo anal también sería un factor que favorecería la predisposición.

El erotismo anal es una idea que regresa numerosas veces en los escritos de los sucesores de Freud. Esto alude evidentemente a la práctica de la sodomía. ¿Pero no es ridículo vincular el fenómeno de la homosexualidad a una simple práctica sexual (que por otra parte no concierne a todos los homosexuales, ni es practicada por todos ellos)? Siguiendo la misma lógica, se podría decir que las mujeres que practican la felación ¡tienen una fijación con el erotismo oral!

(...) Freud estaba impregnado de las concepciones de su tiempo, una época en la que se consideraba a las mujeres como inferiores, a los homosexuales como perversos y a los niños como a seres a quienes sólo una sólida educación podía conducir por el recto camino. ¿Era la suya, a pesar de todo, una luz liberal en un océano de oscurantismo? Podemos dudarlo si se considera que en su época vivía Havelock Ellis (conocido por otra parte por Freud, quien lo cita alguna vez). (...) Ellis estimaba que la homosexualidad podía ser considerada como una simple variación estadística, idea totalmente escandalosa en su época. Freud, mucho más conformista, la clasificaba entre las perversiones.




"El Libro Negro del Psicoanálisis: Vivir, pensar y estar mejor sin Freud", 2007, ISBN 978-950-07-2796-9 es  un compendio de artículos de más de cuarenta autores de diferentes lugares y épocas, dirigido por Catherine Meyer. Tiene unas 650 páginas, y hasta donde leí, es muy jugoso y divulgativo. Sería muy útil conseguir una versión virtual para quienes no puedan conseguirlo en papel.

diseño pagina web

etiquetas ropa seguro de salud

60 comentarios:

  1. Impresionante documento. Permíteme recomendar un libro de lectura sencilla: "El psicoanálisis ¡vaya timo!" de Carlos Santamaría y ascensión Fumero. La colección completa en http://laetoli.net/col_timo.htm
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Freud, el padre del psicotimo.Coño, pero ya esta tan fijo en el imaginario colectivo que no se saca ni con lejía y ácido muriático, ahora imagínense algo que lleva mas de 3000 años. Yo creo que esto es de nunca acabar.

    ResponderEliminar
  3. Pedazo de artículo te mandaste.... cuando tenga tiempo lo leo, es interesante esto...

    ResponderEliminar
  4. Si quieren opinar sobre psicología o psicoanálisis les recomiendo buscar los programas de las materias en la biblioteca de la facultad de Psicología de la UBA, y los textos que les interese leer, y que después opinen informados acerca de éstas ciencias y prácticas.
    Todo lo que allí se enseña apunta a "auxiliar" al sujeto que padece sufrimiento mental, y su vida se ve afectada por ella. Lo auxilia para que sea el quién pueda ayudarse y tomar las riendas de su vida. Desprestigiando a la psicología o al psiconálisis yo creo que están dañando a la población que realmente necesita de ésta disciplina para ser reconocidos como sujetos en una sociedad que tiende a cosificarnos como consumidores e intenta ubicarnos como organismos fallados que solo los médicos pueden curar, con sus recetas.

    ResponderEliminar
  5. Si alguien quiere ampliar esto, el clásico es el libro de Hans J. Eysenck: Decadencia y Caída del Imperio Freudiano.

    ResponderEliminar
  6. Creo que Jesi esta confundiendo el psicoanálisis con la psicología. Aquí se están exponiendo etapas poco conocidas de Freud y su disciplina (que vale la pena corroborar), pero no se ataca a la psicología. La libre interpretación, las supuestas perversiones sexuales y su vínculo con la vida del paciente estan basadas en experiencias de Freud que nunca terminaron de corroborarse.
    En todo caso, se alienta a la búsqueda de otras terapias psicológicas alternativas al psicoanálisis, no al abandono total del estudio de consciente e inconsciente.

    ResponderEliminar
  7. Lo curioso de lo que dice Jesi es que, salvo las palabras "psicoanálisis" y un par de detalles menores, el discurso es idéntico al que usan otros para defender la "medicina" alternativa: que no es una ciencia para arreglarnos sino una disciplina para ayudarnos, que la medicina "tradicional" nos trata como cosas y los médicos nos llenan de pastillas, etc.

    Confesión: yo he hecho psicoanálisis. Me sirvió para algunas cosas. Algunos métodos me parecieron ridículos (las ideas lacanianas sobre el lenguaje son para dar risa). Me tocó una analista bastante sensata, que me dio consejos que podría haberme dado cualquiera, pero si fuera por ella todavía estaría dándole vueltas a cómo era mi relación con mi madre cuando tenía cinco años.

    Algunas personas hacen psicoanálisis, remueven sus heridas durante años, no sacan nunca nada en limpio, y el analista nunca les recomienda probar otra terapia. Una persona que se dedica a curar científicamente debería en primer lugar reconocer cuándo su "teoría" no sirve para lo que está tratando.

    ResponderEliminar
  8. Esto tiene mucho que ver con el tema del post:

    http://www.perfil.com/contenidos/2010/05/06/noticia_0031.html

    ¡Onfray sobre Freud! Suena como uno de esos libros que hay que leer sí o sí.

    Por cierto, lean los comentarios de los freudianos indignados. Están convencidos de que es todo una maniobra de Mario Bunge y los laboratorios para vender más. Yo no sé si el psicoanálisis será efectivo para curar algún desorden mental, lo que sí está claro es que no cura la conspiranoia. :-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánto te falta querido...no le llegás ni a los tobillos a Mario Bunge. Psicología en la UBA? jajajaja, puro psicoanálisis ven allí. Amo la UBA, pero no la facultad de psicología que solo ven psicoanálisis (salvo la de Keegan que es cognitivo conductual). Si quieren ser tomados como SERIOS, entonces sean SERIOS. A las pruebas me remito, decime ya una revista de Investigación de psicoanálisis, vamos a ver?

      Eliminar
  9. Recomendaría de Van Rillaer "las mentiras del psicoanálisis", un libro que llega a generar la risa ante lo que cuenta. Lo interesante es que se trata de alguien que fue psicoanalista.

    Sí tengo que decir que discrepo con respecto a la psicología cognitivo-conductual, cuyo sólo nombre es una redundancia (conductual que es uno), como científica.
    Basta leer a neopsicoanalistas como Karen Horney en los años 30 para ver que lo cognitivo no fue revolución alguna.

    Igualmente conviene no olvidarse que el modelo médico de enfermedad, que tanto criticamos algunos pero que es el pan nuestro de cada día, también disfrazado de científico, proviene en su inmensa mayoría de definiciones psicoanáliticas.

    Creo que la psicología, tiene que denunciar paradigmas como el psicoanálisis, pero también sería bueno que echara un vistazo a errores brutales como dicho concepto de enfermedad mental o mismo una cosa llamada mente.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Tu negación del psicoanálisis demuestra que tu aceptación del psicoanálisis está reprimida. En catorce años de psicoanálisis podrás revertirlo, o no.

    Juaa. Ahora en serio: muy buena entrada. Te sigo leyendo

    Carlos Q

    ResponderEliminar
  11. Psicoanalisis no es igual a Freud... Muchas de sus teorías se han comprobado hoy en día. El psicoanalisis ha evolucionado mas alla de Freud, que dicen de Kohut, de Winnicott, de Lacan... Utilizas muchas falacias para hacer ver el punto que quiieres, por ejemplo Freud consumia cocaina y la recomendaba a sus pacientes ergo loq ue el haya hecho no puede ser cierto.
    Entonces no le demos un nobel a John Nash porque es esquizofrenico.
    No se... Me parece que se va mucho al lado falaz, enfrascandose en la figura de Freud sin entender o saber que el psicoanalisis va mas alla...

    ResponderEliminar
  12. "Muchas de sus teorías se han comprobado hoy en día."

    Entonces no debería resultarte muy difícil linkear algún trabajo publicado en un journal internacional de psicología o de psiquiatría con referato, con la evidencia empírica que apoye tu afirmación. ¿No?

    ResponderEliminar
  13. El asunto de la cocaína puede sonar como un ad hominem, es cierto, pero ilustra el hecho de que Freud 1) no estaba en completa posesión de sus facultades mentales (era un adicto) y 2) no tenía integridad como científico (dijo que había curado a un adicto a la morfina y era mentira). De Lacan no puedo decir mucho, pero te convendría leer las críticas, y no sólo las alabanzas. En general los científicos de verdad consideran que su formalización del psicoanálisis no tiene el más mínimo sentido.

    ResponderEliminar
  14. Comentarios sobre la nota de la revista Noticias que publicaste: http://soydondenopienso.wordpress.com/2007/04/18/respuesta-a-el-libro-negro-del-psicoanalisis
    (las negritas van por parte del administrador del blog).
    Y te paso acá un link donde podés encontrar las obras completas de Freud: http://www.taringa.net/posts/ebooks-tutoriales/5051241/Sigmund-Freud---Obras-Completas.html
    En general no es bueno hablar de alguien basándose en lo que otros dicen de él.

    ResponderEliminar
  15. Gonza:

    La crítica en ese blog es demasiado pobre, se basa en resaltar lo popular que es, y en decir que "si las empresas lo utilizan, debe funcionar". Luego dice que el psicoanálisis cura, sin más. Y sin ofrecer estadísticas ni justificaciones, o comparaciones con otros métodos.

    Esta parte también es muy triste:

    A Freud le importaba poco si el paciente creía o no en el dispositivo analítico, confiaba en la efectividad de su método, y lo invitaba a quien fuera a probar su práctica. Sin duda, no curó a quienes no se entregaron a ella, lo cual dice a las claras que no es una práctica para todo el mundo.

    "No se trata del precio, sino de que alguien se preste a la experiencia, ya que no es suficiente con visitar a un psicoanalista para que la misma sea efectiva. "

    Es exactamente el mismo argumento que tiene la astrología, la homeopatía y todas las pseudociencias más conocidas (además de la religión).. sólo funcionan si la persona cree en ella.

    El artículo no dice absolutamente nada sobre los argumentos bien citados sobre que Freud actuaba de forma negligente con sus pacientes, inventaba resultados, y todo tipo de cosas, que es en lo que se centra este artículo.

    El hecho de que funcione con una persona en particular, y efectivamente la cure (lo cual no descarto), no implica que sea una pseudociencia, de la misma forma que algunos se curan con la homeopatía o comiendo cucarachas. Otros tantos terminarán en el peor estado... pero claro, ellos no cuentan el cuento.

    SergioMC

    No se trata de una falacia ad-hominem, ya que no interesaría si se hubiese drogado y sus teorías se hubieran comprobado.

    Lo que dice el texto es que Freud dice que se curó de la adicción a la morfina con la cocaína, y en sólo unos días la abandonó. Cuando sus cartas personales dicen que años después seguía siendo cocainómano, y que estaba cada día peor. Lo cual no quitaba que la recomiende como método para curar la morfinomanía, y jamás mencionase su adicción.

    ResponderEliminar
  16. http://www.elforro.com/psicologia/32315-polemica-psiconalisis-mentiras-y-freud.html
    Ah... M04R.í se dan fuentes y se revela lo estafador que era Freud mintiendo sobre los resultados de sus experimentos (que llevaron a más de uno a la drogadicción y la muerte), por ejemplo haciéndolos adictos a la cocaína diciéndoles que curaba la esquizofrenia, posición que mantuvo durante toda su vida por más absurda y reprobada que estuviese.
    Hasta Lacán admitió que el psicoanálisis era una enorme estafa: http://hipotesis-carolus.blogspot.com/2007/04/lacan-o-la-virtud-de-una-estafa-que-no.html

    Y esta frase de Lacán es impagable, lo dice todo:
    Cuando Lacan dio una plática en la universidad donde enseñaba Chomsky, contestó una pregunta que le hizo Chomsky acerca del pensamiento diciéndole:
    “Pensamos que pensamos con nuestros cerebros, pero personalmente yo pienso con mis pies. Esa es la única manera por la que puedo entrar en contacto con algo sólido. En ocasiones pienso con mi cabeza, como cuando choco con algo. Pero he visto suficientes encefalogramas para saber que no hay indicios de pensamiento en el cerebro”. [1]
    [1] Lacan, Politics, Aesthetics, eds. Richard Feldstein and Willy Apollon, p. 135.

    ResponderEliminar
  17. Simplemente creo que no es propio de la prudencia criticar al psicoanálisis en base a la vida de Freud. Es como si criticásemos la genética por las harto sabidas falsificaciones de Mendel.

    ResponderEliminar
  18. Gonza: hay una gran diferencia entre Mendel y Freud. (Para empezar, no hay evidencia cierta de que Mendel haya falsificado sus resultados; sí parece haber habido un cierto sesgo de confirmación.) Mendel tenía una hipótesis, la testeó con miles de observaciones, y su trabajo fue lo suficientemente bueno como para servir de base a una teoría de la herencia que hoy, con muchos refinamientos, todavía usamos. Freud inventó una serie de entidades psicológicas y las asignó a los comportamientos que veía, pero sus hipótesis nunca fueron puestas a prueba sistemáticamente, y hoy en día ellas y sus derivaciones sólo son usadas por un pequeño porcentaje de los psicólogos. Mendel hizo ciencia, aunque manipulara los resultados; Freud sacó todo su sistema de la galera.

    ResponderEliminar
  19. Disculpen mantenerme alejado de la discusión, pero el trabajo no me lo ha permitido, acá tengo algunos estudios que prueban algunas de las teorias de Freud, principalmente aquellas relacionadas con el inconsciente:

    http://www.nature.com/nature/journal/v410/n6826/abs/410366a0.html En la revista Nature, que es mas o menos seria.

    http://ajp.psychiatryonline.org/cgi/content/full/155/4/457 Articulo del Dr. Kandel

    Una teoría psicoanalítica comprobada: La teoria del apego http://www.nature.com/nrn/journal/v2/n2/abs/nrn0201_129a.html Tambien de la revista nature

    Uno en español bastante interesante, que deja interrogantes y campos de investigacion interesantes: http://www.aperturas.org/articulos.php?id=0000447&a=Entonamiento-emocional-neuronas-espejo-y-los-apuntalamientos-neuronales-de-las-relaciones-interpersonales

    Claramente Freud estaba equivocado en muchas de las cosas que propuso, pero aquí estamos criticando una línea del pensamiento, no al personaje. Si vamos a criticar a Freud encontraremos muchísimas fallas incluso en su teoría inicial. Pero hay que tener en cuenta que el psicoanalisis fue mucho más allá de Freud. Y criticarlo a partir de Freud es demasiado facilista. Yo podría considerar a la medicina moderna una pseudociencia pues Hipocrates hablaba de humores, o porque Areteo de Capadocia hablaba de gases que provocaban las enfermedades. A la medicina le costó y mucho. Y siguiendo su forma de razonar si los fundadores de la escuela médica moderna practicaban lo que hoy considerariamos una pseudociencia y podríamos criticar en base a sus defectos personales, entones la medicina moderna es una pseudociencia.

    De hecho yo creería que el psicoanálisis gracias a la neurociencia hoy en día tiene la posibilidad de evolucionar, de comprobar sus teorías y desarrollar nuevas. Se conoce que la terapia psicoanalitica funciona, no para las adicciones, pero si para otras cosas. Asi se penso en algún momento que el lavado de manos no era importante.

    Si vamos a juzgar al Psicoanalisis por lo que Freud dijo de el, o por los mismos defectos y enfermedades de Freud, no lo estamos haciendo de una forma cientifica, creo yo al igual que Gonza.

    Por cierto, si solo mostramos fuentes incompletas o manipuladas para destruir un modelo cientifico, estamos cayendo en el fanatismo de demostrar nuestras creencias. Como los conspiranoicos.

    Freud sacó su sistema a partir de sus observaciones, desarrollo hipotesis e intento comprobarlas, de forma exitosas y no exitosas (en la ciencia real conocer lo no exitoso también es un éxito). No pretendamos destruir el psicoanalisis porque Freud penso que podía curar también una esquizofrenia. El manejo combinado de diferentes terapias y medicamentos para control de trastornos de personalidad es excelente. No creo que conoceríamos ni siquiera los trastornos de la personalidad como los conocemos sin su teoría. Y no creo que ninguno de ustedes me venga a decir que los psicopatas-antisociales (que en serio existen) son así porque tienen un diablo adentro, o estan poseídos.

    ResponderEliminar
  20. buenas tardes al leer este artículo me di cuenta de que usted necesita informarse más sobre el psicoanálisis, antes de ofender a esta ciencia o sabiduría provenida de los griegos debe estar bien al tanto de lo que se trata la misma, le explicaré brevemente como se debe llevar a cabo esta ciencia: primer paso: tener 150gm de harina marca blanca flor y un huevo con esto usted podra crear un titere , desde ya muchas gracias :) saludos atte Doctor Palangana

    ResponderEliminar
  21. SergioMC: he podido leer el primer artículo de Nature y definitivamente no hay "prueba" de nada; hay algo que Freud observó (la represión de recuerdos traumáticos) y que ahora se puede explicar por procesos biológicos. El segundo artículo no habla de pruebas de las teorías de Freud, tampoco: dice que el psicoanálisis nunca tuvo base empírica ni cultura científica, y que algunas de las cosas que Freud y demás observaron han servido como puntos de partida para una verdadera ciencia neurocognitiva.

    Es cierto que descartar el psicoanálisis por las fallas de Freud es como descartar la medicina por las fallas de Galeno. Pero defender al psicoanálisis defendiendo a Freud es lo mismo. Y además, la medicina moderna no tiene nada que ver (excepto el nombre) con la medicina antigua. El psicoanálisis se diferencia de la medicina en que no ha progresado de la etapa de disciplina o arte a la etapa de ciencia.

    ResponderEliminar
  22. Pablo es que justamente eso es lo que digo. Hoy en día se han comprobado los circuitos que Freud intentó explicar en lugares del cerebro completamente errados.
    Si existen esos locus cerebrales donde se pueden guardar recuerdos traumaticos, hemos descubierto la base del analisis, Kandel lo dice, el cerebro no es una carretera de una sola vía, sino una gran autopista doble vía y los diferentes tipos de terapia son capaces de modificar funcionamiento y estructuras cerebrales, decir que la terapia psicoanalítica es mejor que otras para ciertas cosas no es cierto, no hay evidencia que demuestre eso. Pero pues la acupuntura ha demostrado que sirve para el control del dolor en pacientes con dolor crónico (nada más aclaro, no apoyo la acupuntura para curar un cancer) y no conocemos con exactitud el mecanismo por el cual funciona. Kandel y los otros neurocientifícos nos han permitido dilucidar el genesis de muchos síntomas que podrían terminar en enfermedades mentales que se ha comprobado que funciona la terapia, en algunos casos psicoanalíticas. No se trata de comprobar que tan ciertos eran los principios que puso Freud, sino como evolucionaron hasta llegar hoy en día a tener una base neuroanatomica y neurofisiológica.

    Por otro lado estimado Pablo, en ningun momento intenté defender el psicoanálisis a partir de Freud, justamente uno de los artículos que te envié hablaban de la teoría del apego, propuesta por Bowlby, y de sus origenes neurobiológicos. El psicoanálisis hace parte de la medicina, separarlo me parece un poco tonto e hipercognitivista (cosa que no ayuda a los enfermos ni a la sociedad). De hecho nunca defendi a Freud, te hable de Bowlby, de Winnicott, de Lacan y finalmente de Kandel... A mi me parece en primer lugar que psicoanálisis va más allá de una ser una ciencia meramente biológica (¿¿acaso las ciencias sociales son pseudo-ciencias también??) y tiene muchos aspectos biológicos y sociales, así como el hombre. Si tu esperas pretender que se convierta en una ciencia meramente biológica como la neurología que se dedica a estudiar los cables y los procesadores cerebrales, no va a pasar nunca. Es una ciencia mixta, con un componente neurocientífico que recien ahora se está empezando a descubrir, un componente terapéutico que está mas que comprobado y un componente social, el inherente a todo ser humano. Mi pregunta es si puede la psique ser estudiada separando cada aspecto del ser humano cuando en él todos están juntos. No es por intentar exagerar, pero yo pienso que nos costó mucho más descubrir a las bacterias como origen de las infecciones y la necesidad del lavado de manos y la utilidad de los antibioticos (hablo siglo XVIII-XIX) desde su descripción. Que descubrir las bases neurobiologicas de la teoría psicoanalítica, pues nos hemos demorado un siglo en empezar a descubrir como funciona.

    ResponderEliminar
  23. Antes que nada Sergio, gracias por postear esta información, me resultó muy interesante su lectura.

    Un par de observaciones:

    1) Caracterizar la teoría del apego (attachment theory) como psicoanalítica no es del todo exacto, teniendo en cuenta que el mismo Bowlby rechazó las explicaciones psicoanalíticas:

    http://en.wikipedia.org/wiki/Attachment_theory

    "However, Bowlby rejected psychoanalytical explanations for early infant bonds including "drive theory" in which the motivation for attachment derives from gratification of hunger and libidinal drives. "

    2) Algunas críticas al estudio de Anderson publicado en Nature:

    http://fbenedetti.blogalia.com/historias/14485

    http://socrates.berkeley.edu/~kihlstrm/Erdelyi06.htm

    http://www.apa.org/monitor/sep05/forget.aspx

    En éste último artículo se menciona que los resultados de Anderson son muy controversiales y no han podido ser replicados por otros investigadores. Otros dudan que aún cuando sean replicables signifiquen lo que Anderson dice que significan. Parece claro que es algo prematuro decir que la represión freudiana ha sido comprobada empíricamente.

    ResponderEliminar
  24. Buenas a tod@s:

    Acabo de descubrir el blog y me parece un fabuloso site para entretenerse. Una objeción:

    No soy ni científico, ni experto, ni especialista del tema de las pseudociencias. Aún y todo veo cierta ignorancia en los post´s. Me explico, si es verdad, como comentais que las pseudociencias abundan hoy en día, pero en mi parecer lo que abunda es la ignorancia y en otros casos la falta de acceso a la información. Pienso que las pseudociencias no son otra cosa que ideas o sentimientos personales transformados en "ciencia" barata. Es como un enorme puzzle aún sin completar y desordenado.
    Las personas necesitan de "algo" para creer, necesitan de una fisicalidad para creer en lo que piensan y en lo que los terceros les venden. Es verdad que las pseudociencias han ayudado a ganar dinero a "especialistas" y científicos, porque no decirlo, y así enrevesar la ignorancia aún mas a la persona tratada. ¿Pero realmente que es lo que importa, las consecuencias que generan estas "ciencias" baratas o el escepticismo y la "violencia" verbal que generan? Ya que no te olvides que el blog está dirigido a estas pseudociencias y para bien o para mal, estas hablando de ellas y haciendo propaganda in-directa. Aunque no sea tu pretensión. E observado también que hay conferencias dirigidas en CONTRA de ellas. Es como promover un "exterminio" de ideas o fundamentos, aunque no tengan una base científica como pasa con estas "ciencias" baratas.
    A resumidas cuentas, lo que quiero decir es que en vez de ir CONTRA ellos hay que INFORMAR a los ignorantes y desinformados, ya que no olvidar que la mayor parte de la población humana no posee acceso a información educacional ni intelectual y que much@s son "presas" de estas antiguas creencias e ideas sin fundamento. No hay que hacer contra a nada, lo que hay que hacer es promover la ciencia y la sabiduria y compartirla para que cada cual la use a su saber y con ello encontrar la felicidad.
    Un saludete y suerte. Gran artículo.

    ResponderEliminar
  25. Entiendo tu punto, pero no es el objetivo de los que divulgamos el escepticismo, tal vez se está dando a entender mal.

    Nadie es "experto en pseudociencias", ni yo ni nadie. Es cuestión de entender un poco el método científico, y analizar diferentes disciplinas, criticando los errores que se cometen y llevan a engañar a la gente.

    No queremos exterminar formas de pensamiento, solamente queremos que la gente piense, y cometa menos errores que suelen ser dañinos para todos.

    Ir "en contra" de las pseudociencias, y la forma de pensamiento mágico, no es lo más importante, es sólo una consecuencia directa de divulgar la ciencia y explicar cómo se estudia, cómo se investiga, y cómo se evita cometer errores.

    Personalmente me gusta divulgar la ciencia, y por eso hablo de curiosidades y cosas así en Proyecto Sandía. Alerta Pseudociencias es un blog que tiene la misma coherencia intelectual (por así decirlo), pero se dedica a investigar y analizar diferentes disciplinas y sus métodos que por diversas razones se catalogan como falsas ciencias.

    Ir en contra de las pseudociencias para alguien que le gusta la ciencia es algo similar a ir en contra de los errores ortográficos para alguien que le gusta entender y hacerse entender.



    Redondeando: No soy experto en nada, sólo soy un joven fanático de la ciencia.
    No queremos exterminar nada ni a nadie, queremos que la gente aprenda y que no se deje engañar, por su bien, y el de la sociedad.

    Ya lo dijo Carl Sagan:

    "Hemos preparado una civilización global en la que los elementos más cruciales —el transporte, las comunicaciones y todas las demás industrias; la agricultura, la medicina, la educación, el ocio, la protección del medio ambiente, e incluso la institución democrática clave de las elecciones— dependen profundamente de la ciencia y la tecnología. También hemos dispuesto las cosas de modo que nadie entienda la ciencia y la tecnología.
    Eso es una garantía de desastre. Podríamos seguir así una temporada pero, antes o después, esta mezcla combustible de ignorancia y poder nos explotará en la cara."


    Espero que se hayan aclarado un poco las cosas, siempre es un gusto sacarse dudas, porque esto también me hace replantearme algunas cosas y pensarlas más profundamente.

    Saludos, y gracias por preguntar.

    ResponderEliminar
  26. @Ernesto realmente es bueno encontrar una persona con quien discutir enmarcados en el respeto. Tengo una contra-respuesta a lo que me escribes.
    Con respecto a lo de Bowlby, el no rechazó que su teoría del apego hiciera parte de la teoría psicoanalítica, rechazó explicaciones psicoanalíticas a su teoría, que según mi punto de ver no es lo mismo. Por ejemplo, Einstein con el proyecto Manhattan dijo que hizo parte de él no para que mataran muchos japoneses, también dijo que quería la paz, pero eso no quita que haya participado en el desarrollo del arma bélica más temible del mundo.

    Leí los links y esperaba que realmente alguno fuera alguna publicación científica que descreditara lo de Anderson. Muchos de los estudios que critican ahí no tienen ni siquiera la misma definición operativa de represión, así que básicamente no son comparables. En la primera página, la de cosa húmeda, veo que hacen una crítica desde un punto muy subjetivo y mostrando su escepticismo con respecto a los hallazgos, pero en el estudio no hay una falla metodológica que nos permita negarlo.
    Las personas que no saben como se hace ciencia hoy en día, no saben que lo que se busca no es comprobar por afirmación sino por ausencia de negación. Es decir, yo todo el tiempo estoy intentando encontrarle errores a mi teoría, puesto que no puedo comprobar que sea cierto sin eliminar la mayor posibilidad de fuentes de error.
    Un estudio no se puede criticar simplemente por leer su abstract y sin hacer un análisis de su metodología. Este hombre expone a duras penas sus opiniones sin mostrar la validación estadística del estudio. Se queja de una pequeña muestra, pero en estudios de ciencias básicas (como las neurociencias) no se necesitan muestras muy grandes para llegar a una conclusión.
    No he leído el estudio de Gabrieli, así que no puedo afirmarte si es comparable con el Anderson o no.
    Otro punto que traes a la discusión es la reproducibilidad. Esto quiere decir que los estudios que demuestran lo contrario deben realizarse de la misma manera que el los realizó, en las mismas circunstancias y en una población similar. En la editorial de la revista de la american psychological association hablan de un estudio el cual, en ese momento se encontraba en prensa (algo arriesgado dar conclusiones de un estudio en prensa que no se ha evaluado) que no reproduce los resultados, este estudio lo leeré para comprobar si es reproducible o no, el mismo Anderson dice que es posible que las variables no hayan sido controladas de la misma manera. Pero sin leer el estudio no podría afirmarte nada, eso puede ser un intento de Anderson de salvar su teoría.
    Las opiniones de los demás me tienen sin cuidado, pueden pensar lo que quieran y mientras no tengan evidencia no deja de ser evidencia pobre, incluso algunas pseudociencias tienen más evidencia que las opiniones de otros psicólogos.

    Hasta el momento y teniendo en cuenta el sesgo de la información que sufro en estos momentos, me parece que la evidencia que propone Anderson es lo suficientemente fuerte para ser base de muchos estudios que sirvan para desmentir o corroborar la teoría. Porque hasta ahora no hay ninguno que desmienta tampoco la teoría de la represión, no conozco un estudio lo suficientemente robusto que ponga fin a esta discusión (cada uno puede tener su opinión, pero espero que esto no sea una discusión de opiniones donde intentamos convencer al otro), si alguien lo conoce estaría agradecido que me lo mostrara.
    Si bien no existe evidencia determinante de que los resultados de Anderson signifiquen lo que el intenta proponer o que continuen estudiando, no hay evidencia que demuestre que no lo sean y pues los estudios de función cerebral se realizan siempre de manera escalonada, dado que es un órgano muy complejo, se debe empezar de lo más sencillo a lo más complejo y hasta ahora todo parece indicar que se va por muy buen camino.

    Saludos a todos

    ResponderEliminar
  27. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  28. Con todos los respetos, el autor del post utiliza la famosa estrategia del "muñeco de paja" para desacreditar al psicoanálisis. Desde luego, esta estrategia está muy extendida entre muchos sectores dominados por el positivismo y el cientificismo reduccionista anglosajón, así como entre una serie de 'mass media' con una clara orientación ideológica y unos intereses económicos bastante obvios.

    Ahora bien, si uno quiere criticar con cierta seriedad el psicoanálisis, lo mínimo que debería hacer es conocer en qué consiste exactamente el psicoanálisis hoy día, y no quedarse en una serie de clichés y tergiversaciones que ya eran obviamente falsos en época de Freud. El psicoanálisis, lejos de estar moribundo, presenta hoy una salud boyante, tal como se puede ver en el gran número de simposios, conferencias, libros y revistas sobre psicoanálisis, así como en su todavía destacada presencia dentro del mundo académico y en la práctica clínica.

    El autor del post demuestra tener un conocimiento muy limitado del psicoanálisis cuando piensa que todavía hoy los psicoanalistas defienden lo mismo que defendía Freud. Si el autor se hubiera molestado en estudiar un poco más el tema, habría descubierto que el psicoanálisis ha evolucionado mucho desde tiempos de Freud. Para despejar los numerosos malentendidos existentes sobre el psicoanálisis, recomiendo este libro (para empezar):

    -A. Mitchell y M. J. Black (2004): Más allá de Freud. Una historia del pensamiento psicoanalitico moderno, Barcelona: Herder (original de 1995).

    Si ustedes leen este libro, descubrirán que el psicoanálsis actual no defiende casi ninguna de las cosas que los críticos más feroces le atribuyen (según la doxa positivista y reduccionista dominante). Por ejemplo, el psicoanálisis no afirma que "todo lapsus es revelador", ni mucho menos: precisamente, una de las distinciones centrales del psicoanálisis es la existente entre lapsus relevantes e irrelevantes. Tampoco el psicoanálisis afirma que "los sueños inevitablemente develan deseos inconfesables"; precisamente el psicoanálisis dice todo lo contrario: que el contenido latente del sueño suele referirse a cosas totalmente banales, y que lo que interesa es el "trabajo del sueño", en términos de Freud, y no su contenido. Tampoco los psicoanalistas piensan que "todo psicólogo es o ha de ser forzosamente un psicoanalista". Por el contrario, los psicoanalistas manifiestan un profundo respeto y consideración por las demás corrientes de la psicología, por la neurociencia y la psicología conductual-cognitiva. Lo único que rechazan son sus tendencias reduccionistas y simplificadoras.

    Por último, el psicoanálisis siempre fue censurado por carecer de comprobación empírica homologada. Pues bien, el psicoanálisis, actualmente, en particular la psicoterapia psicodinámica de corta duración (como la terapia pro-plan, por ejemplo), ha mostrado su eficacia sobre trastornos específicos (depresión, estrés postraumático, anorexia, bulimia, trastorno somatoforme, drogadicción, trastornos de personalidad, fobia social) en estudios comparativos, tanto con grupos de control de lista de espera como con otras terapias psicológicas empíricamente sustentadas como la terapia cognitivo-conductual. Estos estudios muestran la eficacia contrastada de la terapia psicodinámica breve (no sé si se encontrarán en internet pero, aunque algunos no lo crean, no todo está en internet):

    -F. Leichsenring, S. Rabung y E. Leibing (2004): «The efficacy of short-term psychodynamic psychotherapy in specific psychiatric disorders. A meta-analysis», Archives of General Psychiatry, 61, 1208-1216;

    -F. Leichsenring (2005): «Are psychodynamic and psychoanalytic therapies effective?: A review of empirical data», International Journal ofPsychoanalysis, 86, 3, 841-868.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tomo nota del libro. Efectivamente todos los criticos del psicoanalisis cargan contra Freud y no dicen nada del psicoanalisis actual, por experiencia se que ni hay divanes, ni hurgan en las relaciones con tu madre ni nada de esas cosas con las que se ridiculiza el psicoanalisis

      Eliminar
    2. En su comentario se critica el uso del "hombre de paja", pero a su vez emplea la falacia del "Argumentum ad populum": el gran número de simposios, conferencias, libros y revistas sobre psicoanálisis no prueba su veracidad; también hay infinidad de publicaciones sobre abducciones alienígenas y otros asuntos dignos de Expediente X.
      Con respecto a la eficacia mostrada en los estudios, hay que decir que es sospechoso el conocido sesgo en la publicación sólo de aquellos cuyo resultado es positivo...

      Eliminar
  29. Debo confesar que comencé a leer el artículo con bastante interés, pero al llegar a la parte que versa:

    "¿Tendrán razón Francia y la Argentina, solas, en contra del resto del mundo?"

    Perdí por completo el ansia de saber más. Un artículo que comienza su argumentación con una falacia "ad numerum" es un shock, tratándose de un artículo "escéptico".

    El verdadero escéptico lo es también con sus propios argumentos.

    Entonces, cualquier católico puede cuestionar la validez del ateísmo con un "¿tendrán razón los ateos, solos, contra el resto de los creyentes?"

    Otro error imperdonable, y que Monstro Ligriv ya ha planteado. Se juzga al Psicoanálisis actual, por su predecesor victoriano.

    ¿Sería justo negar la química por los errores de la alquimia?

    ¿La medicina debe desacreditarse por los errores que haya cometido Hipócrates?

    Es triste ver con qué facilidad se cae en el "dogmatismo" y "fanatismo" escépticos.

    Seguiré mi camino en busca de un blog escéptico y crítico, consigo mismo y con los demás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. dices: <<"Debo confesar que comencé a leer el artículo con bastante interés, pero al llegar a la parte que versa:
      "¿Tendrán razón Francia y la Argentina, solas, en contra del resto del mundo?"

      Perdí por completo el ansia de saber más. Un artículo que comienza su argumentación con una falacia "ad numerum" es un shock, tratándose de un artículo "escéptico".>>



      Me parece a mí que insinuar que un texto completo o una opinión completa no tiene validez porque contiene una falacia, es una falacia.

      Por cierto, en psicología las falacias "ad numerum" abundan.

      Eliminar
  30. Wind:

    No es un artículo, dice claramente que se trata del prólogo de un libro. Lo que podría considerarse una falacia Ad Numerum, es en realidad una incitación a la duda. Y detrás de esa frase hay un libro de 700 páginas que analiza el psicoanálisis desde más diferentes puntos de vista por muchos autores.

    Si esa frase sirve para que los católicos se pregunten qué tiene de especial el ateísmo, bienvenido sea. Se trata sólo de una "frase de gancho", para que uno lea el libro, y lo compre (si queremos pensarlo así).

    La química de hoy no habla de la piedra filosofal o de gases como el flogisto que se ha demostrado que no existen, y que pertenecían al terreno de la especulación.
    Contrariamente al supuesto psicoanálisis "actual" que se sigue fundamentando en muchos principios que se han demostrado inválidos como los que expresó Freud.

    Puedes encontrar otros blogs escépticos de mejor calidad que este en el agregador Red Crítica, o en ¡magufos!. Aunque temo que te encuentres con artículos escritos por mí y mi dogmatismo fanatico paranoide en forma eventual.

    ResponderEliminar
  31. Ezequiel, te recomiendo leer "Los textos fundamentales del psicoanálisis", ya que veo que aquí se tocan muchos temas "de oido", sin tener la menor idea de lo que es está diciendo, y cayendo en varias falacias, desde atacar a Freud en lugar de sus argumentos (ad hominem) pasando por citar libros tremendamente tendenciosos, entre otras cosas, pero es evidente que no se ha leído a Freud, ni a ninguno de sus dicípulos (aunque hay algunos que es mejor no leerlos, que mezclan psicoanálisis con metafísica y ya se van para otro lado).

    Conozco varias corrientes psicológicas dado que estudio psicología, y entre ellas el conductismo y el psicoanálisis son mis favoritas (aunque muchos sostienen que son diametralmente opuestas, y en efecto quizás lo sean, ambas han demostrado funcionar).

    Espero que no se tome éste comentario cómo una falta de respeto, sólo es un crítica de otra crítica que en lugar de fundamentarse en textos originales, se basa en textos que ya de por sí son críticos. Esto es tremendamente facil porque uno no tiene que demostrar ni contrastar nada, simplemente dicen "Lean éste libro y hallarán las pruebas". Entro a este blog porque me gusta cómo piensas, no cómo piensa el que escribió el libro negro del psicoanálisis, ni las falacias que observo en éste artículo que surgen de la mala interpretacion (o mejor dicho, de la nula ya que el 90% de lo que hay aquí no refiere a Freud sino a sus críticos).

    Por otro lado, me alegro que así cómo la Astrología le da de comer a Hugo Bonito, Freud le halla dado de comer a tantos chantas cómo los autores citados más arriba. El maestro vienés se sentiría orgulloso de haber alimentado estas aves de rapiña.

    Saludos! Buen blog.

    ResponderEliminar
  32. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  33. Soy Wind

    "Lo que podría considerarse una falacia Ad Numerum, es en realidad una incitación a la duda"

    La intención del argumento, no lo exime de ser falaz.

    De nuevo vamos a mi punto. Entonces, si un fanático católico señala que hay más creyentes que ateos, debemos dejar pasar eso, porque ¿está incitando a la duda?.
    ¿El fin justifica los medios? Pareciera que si una persona ignorante o fanática usa falacias en sus argumentos hay que rebatirlos, pero cuando se usan por alguna "autoridad", debemos mirar a otro lado y dejarlos pasar, ya que sólo son "ganchos".


    " Aunque temo que te encuentres con artículos escritos por mí y mi dogmatismo fanatico paranoide en forma eventual"

    En ningún momento te llamé a ti de ese modo, y consta en mi comentario. Me referí al autor del "artículo" que es en realidad el prólogo de un libro. Tú señalas que pertenece a un texto publicado en una revista argentina. No entiendo ese revanchismo de asumirte como el ofendido.

    ResponderEliminar
  34. Yo no tiraría toda la teoría psicoanalítica al brasero sin más. Hay que quedarse con lo que aporta de válido, lo que nos sirve para seguir investigando en un terreno tan pantanoso como la psique humana. Al fin y al cabo, tampoco la medicina ofrece cura para estos padecimientos de los que hablamos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  35. Si la ciencia pura y los cientificos se dedicaran a crear un muro donde todo lo demas quedara fuera, quedarian confinados en un geto, nadie confiaria en ellos y se los veria como seres extraños o que pretenden ser superiores, la ciencia no avanza por ese camino, avanza por la integracion, esta web es por definicion lo contrario de lo que pretende la ciencia moderna, pues apuesta por la exclusion total y sin paliativos de todo aquello que no entre dentro de los unos margenes que observo se estrechan cada vez mas, da la impresion de ser mas un proyecto de autoexpresion que de informacion, curiosamente se acerca mucho al metodo pseudocientifico al ridiculizar todo aquello que no entra dentro de los margenes establecidos, sin embargo es bueno que existan este tipo de web para contrastar "valores", mi conclusion es esta:
    Lo mas importante no es que sea mas verdad lo que dice uno que lo que dice otro, lo importante es que lo se transmita sea util, saludos.

    ResponderEliminar
  36. "Lo mas importante no es que sea mas verdad lo que dice uno que lo que dice otro, lo importante es que lo se transmita sea util"

    Generalmente, lo que es "más verdad", suele ser más útil. En el caso del psicoanálisis por ejemplo, los estudios demuestran que su utilidad no es superior a una conversación con un amigo, ni demuestran mejorías en pacientes luego de 30 años de análisis.

    La astrología tampoco, ha demostrado ser completamente inútil para predecir cualquier cosa. Sólo puede ser útil a los fines de convencer temporalmente a una persona con una mentira, pero nada más.

    Los únicos márgenes establecidos que tiene la ciencia, y este blog, son los de las pruebas. Sólo queremos que la gente argumente sus afirmaciones.

    La ciencia avanza por la integración, pero no puede andar integrando las fantasías y creencias de las personas como usted, porque eso no es ciencia. La ciencia busca crear teorías basadas en la observación (lo más objetiva posible) de la naturaleza, o de hipótesis matemáticas (o de otra índole) que luego se comprueban.

    Las hipótesis que sus creadores no quieren comprobar, o que directamente no se pueden comprobar, son totalmente inútiles, o bien, no existen criterios para comprobar su utilidad.

    En este caso, no descartamos a todas las psicoterapias (que son muy necesarias), sino al psicoanálisis de Freud, por considerar que no tiene fundamentos.
    Si le interesa, existen terapias científicas como la TCC.

    ResponderEliminar
  37. La ciencia avanza en funcion de su utilidad, la verdad cientifica siempre demostro ser mas ductil de lo esperado, la utilidad no, es firme y podemos sujetarnos a ella, la astrologia a permanecido miles de años, que permaneceras tu? es posible que estes aportando algo mas util que la astrologia o la psicoterapia? solo enuncias una verdad condicionada por tus conocimientos y lo del pensamiento lateral supongo que ni lo conoceras claro, mas bien conoces el pensamiento unilateral.

    ResponderEliminar
  38. Existen estafadores y mentirosos en muchos ambitos, a la astrologia sin duda se incorporaron tambien, politicos hay muchos y periodistas ya ni te cuento, sin embargo, no por eso hay que hablar de los canallas o mentirosos periodistas, solo de algunos que se inventan lo que sea para consegir llamar la atencion, difamar o ridiculizar a un periodista de verdad que realmente informa no es de recibo solo por dedicarse a esa profesion, tan denostada a causa de unos pocos, ningun periodista o i nformador serio, enjuiciaria a un pais o una region despues de haber visitado los barrios bajos, bueno saalvo que sea un periodista especializado en el color amarillo.

    ResponderEliminar
  39. Despues de leer varios de los articulos, es evidente que no tienen bien en claro a la teoria psicoanalitica. No se puede hablar del psicoanalisis leyendo solo a Freud, hay que hablar del psicoanalisis leyendo a los postfreudianos como por ejemplo a Lacan que es mas actual. Lacan no habla solo de la funcion materna ni culpabiliza a la madre como lei en uno de los articulos, sino que lo que el resalta en el Seminario 4 La Relacion de Objeto es la funcion paterna, ahi esta el tema. Otro libro que recomiendo es Actualidad del Trauma de German Garcia para entender que es HOY es psicoanalisis. Espero que les sea util. Hasta siempre!!

    ResponderEliminar
  40. Muchísimas gracias por este artículo tan lleno de verdades. Soy psiquiatra y argentino y estoy HARTO de ver en ya demasiados pacientes las secuelas mentales del psicoanálisis. Tampoco es raro el paciente que deja pasar años de su padecimiento a causa del lógico rechazo que produce el tratamiento psicoanalítico (en palabras de ellos: "no quiero pasarme años hablando de mi niñez, no quiero andar revolviendo m...").
    Por aquí me siento algo solo al criticar una corriente tan arraigada en el inconsciente colectivo... algún día quizás se produzca el cambio.
    Gracias nuevamente.-

    ResponderEliminar
  41. Leonardo:

    Muchas gracias por tu comentario, se agradecería mucho tu presencia en la página y el foro del Círculo Escéptico Argentino :)

    Maria Eugenia Toledo
    Quédese tranquila, que nadie tiene en claro la terapia psicoanalítica. Todos los psicoanalistas que he consultado, muchos de ellos profesores universitarios, me han dicho cosas diferentes y mutuamente excluyentes. Lo que todos tienen en común es que el psicoanálisis no tiene criterios objetivos para determinar una dolencia ni la eficacia de la curación, porque ni siquiera pretende curar..

    ResponderEliminar
  42. copypaste, imprint, y a la facu...

    quiero ver la cara de mis profesores cuando vean esto.

    Tengo la PUTA DESGRACIA de estudiar psicologia en una facultad donde el DOGMA central es el psicoanalisis. Tengo que luchar a brazo partido para lograr explicaciones cientificas (siempre insuficientes) para fenomenos tan simples como un dibujo. Estoy HARTO de las estupideces de esta "disciplina". Si todo sale bien, inaguro el dpto de investigacion de la facu. A ver si echamos un poco de luz a tanto TOCUEN.

    ResponderEliminar
  43. Creo que no se tiene en cuenta que el ser humano no es objetivo, si no subjetivo. Admito que en el psicoanalisis hay mucho caradura, si, pero hay buenos profesionales que mediante la palabra hacen buenas terapias. Las tecnicas cognitivo conductuales deshumanizan en muchas ocasiones, no somos maquinas, ni ratas que unicamente responden a estimulos. El metodo cientifico de las ciencias naturales no se puede aplicar en la complejidad del ser huimano. Soy esceptico como el que más, he visto a psicologos cognitivo conductuales enseñado a pacientes a sonreir, haciendoles tomar registros, aplicando enloquecedores test, eso si muy cientificos...

    ResponderEliminar
  44. yo no. Somos maquinas, y respondemos a estimulos. Si no sabes la totalidad de los factores que intervienen en nuestra conducta y personalidad es por el simple hecho de que no se investigo lo suficiente. Pensar lo contrario es querer darle al humano un valor que no tiene. Somos animales, seres naturales, en estado salvaje, asi como las hormigas desarrollaron los hormigueros, nosotros desarrollamos internet, los medios de transporte y los colicionadores de particulas, y como ellas (y un monton de otras especies), desarrollamos estratos sociales.

    No me imagino una circunstancia en la cual un estudio psicologico pueda deshumanizar, nadie puede hacer nada fuera de lo humano (que no sea comun no quiere decir que no se pueda), ademas de que sirve un estudio subjetivo cuyo resultado es, en el mejor de los casos, ambiguo, completamente inutil en los demas.

    Para "curar" con la palabra hace falta logica (proposicional), todo lo "subjetivo" carece de ello.

    ResponderEliminar
  45. Chanis, deshumanizar es atosigar con baterias de test, obligar a participar en "talleres" incluidos los de sonrisas, no escuchar a los pacientes etc, medicalizar hasta que se cae la baba... Antes de opinar estaria bien observar lo que se hace con las personas con enfermedad mental desde las corrientes cognitivo conductuales. más facil si vives en España puedes ver programas como supernanny y observar como se ignoran las emocieones de los peques, como solo se persiguen objetivos superficiales, modificar conductas molestas para los padres ignorando la subjetividad de las persona.
    El psicoanalisis actual ni tiene divanes, nio es eterno ni la mitad de las cosas que dice el articulo. Insisto analistas cara duras sigue habiendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vivo en Argentina, el país con más psicoanalistas del mundo. En las Universidades públicas se enseña el culto al psicoanálisis y el miedo a la ciencia.

      Los psicoanalistas sí tienen divanes, y la mitad de la gente que conozco acude a ellos, y están en tratamiento de por vida. A muchos les he preguntado por qué van y no saben responder, tampoco saben cuánto les falta para "curarse", porque el psa no concibe el concepto de "curación". Simplemente van una o dos veces por semana, toda la vida.

      Eliminar
  46. Hola, (ya paso tiempo pero tal vez te interese una observacion)

    Yo pensè lo mismo respecto a Francia-argentina vs resto del mundo, pero no estamos en una pelea entre ateos vs creyentes.(al menos no parece, ya que unos se acusan de creencias seudo-religiosas, ya sabemos a quien nos referimos).
    Se supone que el debate es dentro de la psicología, o sea dentro del campo considerado cientifico, por lo tanto es raro que haya no un grupo minúsculo, sino que claramente, tenga un patrón espacial. en otras palabras, ¿por que el PSA sólo domina en Argentina y Francia, mientras, segun los autores, en el resto del mundo el interes decae?. Precisamente lo que tratan de describir las criticas al PSA son:
    -su estructura cerrada (origenes cuasi-iniciáticos: solo aquellos que hacen PSA la comprenden)
    -falta de relaciones con otras áreas de la ciencia,
    -falta de interes del mundo académico en general (sensu M.Bunge), aunque esto es rebatido en un link de Nature (ver arriba) donde, al menos, muestra que hay un interés.
    -acusaciones ad hominen a aquellos que lo intentan rebatir.

    Retomando tu argumento de Hipocrates, Otro problema, en opinion, es que Freud sigue siendo un autor de referencia en las publicaciones,y sus principios o teorias fundamentales se basan el Psicoanálisis ¿moderno?. No he visto trabajos en genètica que citen a herencia Lamarkiana (buscalo en Wikipedia quien es)como explicativa de la herencia genética actual.

    Un debate parecido se està dando en las teorias de las cuerdas (string theory). Acusan que no pueden generar hipotesis testeables.
    Un buen libro al respecto es "Not even wrong"

    Retomando a nuestro amigo Freud. Es cierto que las criticas al psicoanálisis se basan demasiado en Freud, pero lamentablemente mal que les pese a muchos las teorías fundamentales salieron de sus cabecita. Criticar sus metodos, o modus operandi, no es una falacia ad hominen, sino criticar el origen de como se formularon las leyes-teorias fundamentales de PSA.

    y para quienes quieren el libro entero Black book of psyconalisis en una bastante precaria traducción)

    pdf "Libro negro del psicoanálisis"
    https://www.dropbox.com/s/fanppgj1a4fx9tv/Libro%20negro%20del%20psicoanalisis.pdf?m

    link para libro "Decadencia del imperio freudiano" de Eysenck

    http://www.laeditorialvirtual.com.ar/Pages/Eysenck/EysenckFreud_01.htm

    Buen debate se abrió acá.
    (Feinman in your face, segui en tu torre de marfil, www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-224468-2013-07-14.html)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  47. Otra cosa,

    una entrada en wikipedia sobre psicoanálisis es bastante categorica

    "Eficacia en el tratamiento de trastornos psicológicos"
    https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Psicoterapias2.png

    Muestra un grafico donde se ve que no hay efecto diferente del placebo con prácticas psicodinámicas (supongo que entra el PSA). Lo más extravagante, lo podran ver, es que los datos donde fueron condesados fue para una publicacion que pretendia defender las terapias PSA...

    Una frase que leí por ahi:
    "Los psicoanalistas cuanto más se alejan de las teorias PSAliticas, mejor les va en ayudan a sus pacientes"

    Saludos!

    ResponderEliminar
  48. DIFERENCIA ENTRE CIENCIA Y PSEUDOCIENCIA:

    Un doctor dijo a su paciente que tomase la medicina y sanaría en una semana. Eventualmente el paciente, que era un hombre muy terco no creyó nada de lo que el médico le había dicho y se rehusó a ingerir el medicamento, pero su hijo, que era bastante preocupado de la salud de su padre habló con el médico a escondidas acordando darle la medicina a su padre sin que se enterase.
    A la semana siguiente el hombre se había recuperado totalmente y cuando supo que su hijo le había estado dando la medicina oculta en la comida corrió donde el médico para agradecerle... y el psicoanálisis no cura a quien no cree en él.

    ResponderEliminar
  49. http://es.scribd.com/doc/195534053/La-naturaleza-acientifica-del-sistema-psicoanalitico-de-Freud

    ResponderEliminar
  50. Información adicional http://www.holoxtalent.com/apps/blog/este-video-es-p%C3%BAblico-sigmund-freud-y

    ResponderEliminar
  51. Freud interpretaba los procesos mentales de sus pacientes proyectándo y racionalizando su propia neurosis, el producto de esas fantasías es lo que hoy recordamos como psicoanálisis.

    Perfil de Freud: Paranoide Fanático: núcleo paranoide con rasgos narcisistas. Delirios de grandeza irracionales y endebles, pretenciosos, desprecia a los demás y es arrogante; restablece el orgullo perdido con reclamaciones extravagantes y fantasías.

    ver a detalle el perfil http://www.holoxtalent.com/apps/blog/sigmund-freud%C2%B4s-personality

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario. Si vas a criticar algún artículo, te pedimos por favor (por el bien de la discusión y para ahorrar tiempo) que fundamentes tus críticas, y en lo posibles, cites otras páginas, autores, estudios científicos o artículos enciclopédicos.

Recuerda SIEMPRE copiar tu comentario antes de darle "aceptar". Siempre es probable que haya un error y se borre espontáneamente sin posibilidad de recuperación.