domingo, 30 de mayo de 2010

Acupuntura: descubren cómo podría calmar el dolor en algunos casos (A 014)


La acupuntura es una discipina pseudocientífica que busca mejorar la salud del paciente insertando agujas en lugares estratégicos del cuerpo. Estos lugares son supuestos focos donde se concentra y fluye una energía indetectable llamada Qui, Qi o Chi. Esta energía (por llamarlo así, ya que no comparte ninguna propiedad con la energía física) es similar al concepto de energía vital que fue concebido en occidente en el siglo XVIII en el marco del vitalismo como corriente filosófica para explicar la vida.

La hipótesis no probada del Qi, es que nuestra salud depende de la correcta circulación de esta energía mágica a través de nuestro cuerpo. Por consiguiente, se puede bloquear de alguna forma, y debe ser reactivada insertando agujas metálicas.

La acupuntura es una disciplina milenaria, y la Organización Mundial de la Salud reconoce desde hace varios años que hay evidencia que muestra que parece funcionar (más allá del placebo). Escépticos y creyentes de estas cosas debaten continuamente sobre este tema. Pero el núcleo de la cuestión es que, en caso de que tenga algún tipo de efectos sobre la salud, no tiene absolutamente nada que ver con la existencia de una energía vital indetectable y mágica que fluya a lo largo de nuestro cuerpo y eventualmente se bloquee.


Hasta el día de hoy había montones de estudios que mostraban evidencia experimental de una cierta eficacia de los procedimientos relacionados con la acupuntura, y las teorías no terminaban de cerrar. Esta semana, la revista Nature ha publicado una investigación realizada por científicos de la Universidad de Rochester de Nueva York, que explica los mecanismos neurológicos a través de los cuales la acupuntura suele calmar dolencias locales, además del conocido placebo.

Los investigadores experimentaron clavando agujas en la piel de un grupo de ratones, y notaron que nada sucedía si simplemente insertaban las agujas. Pero cuando imitaban el procedimiento de los acupunturistas de girar las agujas de forma intermitente, los ratones se calmaban. Posteriormente descubrieron que al hacer esto, los células afectadas liberan adenosina, una sustancia que producen algunos mamíferos naturalmente y calma el dolor.

Esto no es ningún descubrimiento, ya que se sabía desde hace tiempo que los tejidos liberan pequeñas cantidades de adenosina cuando resultan dañados, y eso es exactamente lo que hicieron los investigadores, y suelen hacer los acupunturistas: dañar tejidos con agujas. 

Los investigadores utilizaron ratones en lugar de humanos, y sólo clavaron agujas en sus rodillas, donde se encuentra un punto llamado Zusanli por los acupunturistas. Dejando de lado las diferencias anatómicas entre ratones y humanos, es una lástima que no hayan utilizado algún otro punto aleatorio en sus cuerpos para comparar las cantidades de adenosina liberada, pero hasta entonces, nada indica que el punto tenga algo de especial. Sobre todo, porque diversos experimentos muestran que clavar agujas en lugares aleatorios tiene el mismo efecto sobre el paciente que hacerlo de la forma tradicional, lo cual indica una fuerte influencia del placebo en esta disciplina.

Efectivamente este estudio echa un poco de luz sobre cómo podría funcionar la acupuntura en algunos casos y para dolencias locales, pero de ninguna manera  la valida como disciplina científica. De hecho, es cuestión de tiempo para ver algún titular de la índole: "Descubren cómo funciona la Acupuntura". Recordemos que la disciplina se autoexplica con mecanismos sobrenaturales, y (con el Qi) tiene una teoría propia que intenta explicar los malestares físicos y psíquicos que jamás ha sido demostrado, va en contra de casi todos los descubrimientos de la medicina de los últimos siglos, y promete curar en muchos más casos de los que se han observado.

De aquí en más, los medios y los lectores deberían tomar recaudos al divulgar esta noticia, y no caer en la simplificación antes mostrada: cuando la mala información mediática se mezcla con temas de salud, se transforma en un acto totalmente negligente y peligroso.

Artículo original de Nature: Adenosine A1 receptors mediate local anti-nociceptive effects of acupuncture
Artículo crítico de Fernando Frías

15 comentarios:

  1. Bueno, aquí también ha metido la pata Nature, creo yo. No utilizan control alguno, luego la única conclusión que se podría sacar es, como mucho, que pinchando con una aguja y girándola se libera adenosina. Pero los investigadores no se han molestado en comprobar si eso ocurre solo en los puntos de acupuntura o en cualquier otra parte del cuerpo. En fin, que me da a mí que han descubierto el mar Mediterráneo...

    ResponderEliminar
  2. A tener en cuenta para los proximos días, igual se acerca el mundial, estas cosas no les interesan a nadie :P

    ResponderEliminar
  3. No puedo decir que sí o que no, ya que no estoy suscripto a Nature, y tendré que esperar una versión pirateada del artículo original para completar el tema.

    Por mi parte, supongo que los investigadores habrán tenido en cuenta esos aspectos, que no suelen trascender en medios de noticias.

    De todas formas lo importante es tomar el descubrimiento concienzudamente, y no decir "científicos demuestran que la acupuntura funciona", que creo es lo que va a suceder en los periódicos de estos días.

    ResponderEliminar
  4. Que buena noticia! ahora podré soportar mejor mis cólicos renales. Y me voy a animar a que me abran el pecho para el transplante (antes me daba miedo la anestesia de la medicina tradicional ortodoxa alopática de las corporaciones farmacéuticas que conspiran contra el saber milenario)

    ResponderEliminar
  5. 1. Ah, pero esto ocurrió en ratones, y los modelos de ratones dan pistas útiles pero no siempre aplican para sujetos humanos. Así que habrá que esperar una confirmación con humanos.

    2. Otro estudio más sobre acupuntura que se ocupa del dolor, una de las cosas más difíciles de medir objetivamente en medicina. Yo me acuerdo que la acupuntura afirmaba servir para muchísimas más cosas que el dolor...

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Protesto.

    No hay ningún documento de la WHO (la OMS en castellano) que "reconoce desde hace varios años que hay evidencia que muestra que parece funcionar". Eso es una de las cantinelas preferidas de los seguidores de la acupuntura, y no es verdad.

    Hace unos años me puse en contacto con la oficina regional para Europa de la OMS en Copenhague precisamente con este tema. El atento funcionario con el que contacté y yo estuvimos usando su página web para buscar documentos relativos a la acupuntura en sus archivos.

    Solo había un par de documentos explicando como si fuese para críos como usar un doble ciego para hacer pruebas sobre la acupuntura. Cuando le pregunté sorprendido me dijo que seguramente era porque en nivel científico que esta gente (los acupuntores) es tan básico que no saben ni hacer un doble ciego. Nos reimos un montón.

    Otro documento describía los puntos donde hacer acupuntura. Era una especie de documento donde se le decía a los investigadores donde tradicionalmente se punzaba, dando uno nombre a cada punto. Esto es necesario para que todos los que hiciesen pruebas hablasen de lo mismo.

    Otro conjunto de documentos describen los resultados de pruebas realizadas en doble ciego. En esos documentos se describen procesos que siempre terminaron con la misma conclusión: la efectividad de la acupuntura real y de lo que en los documentos llamaba "fake acupuncture", esto es, hacer que se pincha en los puntos correctos pero no hacerlo en el sitio, para el grupo de control vamos, es la misma. Es la misma efectividad pinchar bien o mal. Placebo.

    Otros documentos trataban de dilucidar porque algunos pacientes decían que se les quitaba el dolor. Todos apuntaban a la liberación de endorfinas o a la liberación de adrenalina ante el miedo a ser pinchado, lo cual hacía que temporalmente cambiando el foco de atención el paciente se "olvidase" de su dolor. En resumen, como si te duele una muela y te pegas un golpe en un dedo... pasa a dolerte el dedo. Por simplificarlo.

    El último compendio de documentos en la OMS sobre acupuntura son los que describen las enfermedades que provoca, como la hepatitis por pinchar a través de la ropa, se hace en China por pudor, o los derivados de una práctica en China llamada en inglés "inner acupuncture" que implica pinchar directamente los órganos internos con largas agujas. Estos documentos eras especialmente escabrosos.

    Y eso era todo. En ningún documento de la OMS reconocía (y seguramente ni reconoce) remotamente beneficio terapeutico a la acupuntura. Tal y como afirman los seguidores de esta paparrucha.

    ResponderEliminar
  7. Acá te dejo el paper en PDF, pero yo seguí el link que vos pusiste y está con bastante detalle. En fin, espero que te sirva.


    La acupuntura es muy difícil de "cegar" y aún más difícil hacer un doble ciego. Las últimas y mejores técnicas usan unas agujas especiales insertas en un cilindro opaco acupuntor no pueda ver si está usando agujas de verdad o escarbadientes. Este método parece funcionar muy bien y los mejores estudios realzados con este método muestran que no hay un efecto más allá del placebo.
    Para probas las hipótesis de los puntos específicos, en muchos estudios se usan estudiantes de acupuntura que, en teoría, no saben si el paciente está recibiendo el tratamiento correcto o no. Este método no es muy bueno; las pruebas que se hicieron para ver el nivel de "ceguera" de los acupuntores muestran que muchas veces éstos se dan cuenta de que los puntos no son los correctos.

    La realidad es que los estudios más rigurosos con buenos métodos y controles muestran que la acupuntura "real" no es mejor que la acupuntura "falsa". Curiosamente esto es reportado en los medios muchas veces como "la acupuntura funciona incluso si no se insertan las agujas". Lo cual es una de las malinterpretaciones más estúpidas que haya leído.

    ResponderEliminar
  8. Jajajajajajja, que gracioso como manipulan todo a su antojo, a propia conveniencia para que la "gilada" se crea que son mas "despiertos" que el resto de los mortales, simplemente causan mucha gracia, detractores de que? Ño!!!!!!! Alabados los 15 minutos de "ciberfama", jajajajjajajaj "científicamente comprobados", juassssssss

    ResponderEliminar
  9. Valla, tratas de combatir la ignorancia por la via de la información y algunas partes de la información que das son erroneas, porfavor investiga minusiosamente antes de hablar de algo.

    ResponderEliminar
  10. Aunque ha pasado tiempo desde la publicación de este articulo quisiera compartir que en la revista National Geographic en Español (Mayo 2010, pagina 60) mencionan que la acupuntura puede contribuir a aliviar la apnea (un problema de insomnio) y el método esta siendo estudiado por la Universidad de Pittsburgs. Cabe aclarar que lo mencionan brevemente y no afirman que sirve, pero dan un posibilidad. Aunque mi humilde lógica me dice que si se encuentra un componente activo en la acupuntura (como la mencionada adenosina) dejaría de ser medicina alternativa :), ya que perdería su toque mágico.

    ResponderEliminar
  11. Noto un cierto elitismo en este blog. Sabreis mucho de medicina alopática, pero no teneis ni idea de lo que es la salud.

    ResponderEliminar
  12. Entonces podrías contarnos tu punto de vista. De todas formas, este artículo puede sacarte algunas dudas: Qué es y qué NO es la Ciencia

    ResponderEliminar
  13. puajjjj

    dios no permita que ustedes terminen repodridos con los analgesicos, perforados con una ulcera, y tengan que recurrir a las medicinas naturales

    se suicidarian tragandose una aguja infectada

    ResponderEliminar
  14. Celia: si desprecia tanto a la Ciencia y la "artificialidad" debería dejar ya mismo esa computadora desde donde se conecta a Internet, e internarse en un bosque.

    Quisiera saber cuánto sobrevivirá sin jabones, dentífrios, antibióticos, antivirales, antiofídicos y demás cosas horribles de las farmacéuticas.

    ResponderEliminar
  15. Me pregunto si Celia sabe con qué contaba para curarse la gente, digamos, en el siglo XVIII. Lo único que tenían eran "medicinas naturales". Será por eso que su expectativa de vida era de 35 años.

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario. Si vas a criticar algún artículo, te pedimos por favor (por el bien de la discusión y para ahorrar tiempo) que fundamentes tus críticas, y en lo posibles, cites otras páginas, autores, estudios científicos o artículos enciclopédicos.

Recuerda SIEMPRE copiar tu comentario antes de darle "aceptar". Siempre es probable que haya un error y se borre espontáneamente sin posibilidad de recuperación.