martes, 11 de enero de 2011

Qué es un debate y cómo debatir


Debatir racionalmente es una excelente forma de aprender cosas nuevas, pero día a día nos encontramos con personas que no están dispuestas a debatir, sino que están convencidas de que lo que saben es cierto, y no aceptarán nunca cambiar de opinión.

Muchas veces estas personas somos nosotros, y no nos damos cuenta que el debate no va a llevar a nada útil y que es una pérdida de tiempo total. También puede pasar que además de ser una pérdida de tiempo se transforme en una pelea personal, en la que está en juego el orgullo de cada uno.

Si queremos que nuestros debates y discusiones sean provechosos, debemos saber cómo hacerlo correctamente, con ciertas reglas que están universalmente aceptadas y que sí, también se pueden cuestionar, pero han demostrado ser las más eficientes. En muchas ocasiones, cuando se debate con una persona que sostiene una postura religiosa o pseudocientífica, es probable que el debate esté condenado desde el principio, porque las dos partes prácticamente hablan en distintos idiomas.


Cuando estamos convencidos de una idea, creemos que tenemos los fundamentos suficientes, y que estaríamos dispuestos a cambiar de opinión si la otra persona nos muestra una cantidad de pruebas suficientes de que está en lo correcto, podemos hacerle saber cuáles son los requisitos para proceder con el mismo, antes que se vuelva una lucha de orgullos.

José María Mateos tradujo el siguiente diagrama publicado en el blog escéptico Pharyngula, es realmente útil para aclararnos muchas cosas, y para explicar el tema a otras personas. Se relaciona mucho con la importancia de no caer en muchas falacias lógicas.



Clic en la imagen para verla en tamaño original. Este artículo fue publicado originalmente en el blog del Círculo Escéptico Argentino, recuerden que tiene un foro, y todos pueden participar.

Este jueves 13 de enero se realiza la primera reunión del CEA en Rosario. A las 18 horas en un bar a confirmar, posiblemente en Oroño y Guemes, más información en el foro del CEA.

4 comentarios:

  1. Muy buena imagen y excelentes reglas para debatir.

    Gracias por compartirlas

    Saludos

    KC

    ResponderEliminar
  2. Interesante sí, pero temo que poco práctico. Por ejemplo muchos creyentes dicen que "la realidad de dios es evidente" y se dan por satisfechos con este tipo de "prueba" ... Luego, habría que debatir que es "una prueba" y eso a su vez requiere reglas de debate que es lo que queríamos hacer al principio ... ¡¡difícil!!

    Rescato del texto la que es mi pregunta favorita: ¿Puede ocurrir algo que te haga cambiar de opinión? Si la respuesta es NO entonces se trata de una persona que vive en forma independiente de la realidad (los hechos le resultan secudarios), vive de su fe y con LA FE no se discute. Cuando me endilgan la misma cuestión ("hay algo que te haría cambiar de opinión") les digo que me convertiré el dia que alguno de los amigos invisibles haga crecer a un ser humano un miembro amputado.

    ResponderEliminar
  3. el tema es que los ateos no tenemos pruebas de que dios no existe, asi como ellos de que existe.
    si yo me pongo a decir que el unicornio rosa invisible existe y te digo que defiendas de porque no existe, no vas a poder decir nada, porque no se tiene pruebas de que no existe.

    ResponderEliminar
  4. Q.V.

    " La persona que realiza una afirmacion es la que debe demostrar su validez"

    Sin sustento, no hay afirmaciones validas en la argumentacion. O mas facil, 'propuestas extraordinarias demandan pruebas extraordinarias'

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario. Si vas a criticar algún artículo, te pedimos por favor (por el bien de la discusión y para ahorrar tiempo) que fundamentes tus críticas, y en lo posibles, cites otras páginas, autores, estudios científicos o artículos enciclopédicos.

Recuerda SIEMPRE copiar tu comentario antes de darle "aceptar". Siempre es probable que haya un error y se borre espontáneamente sin posibilidad de recuperación.