jueves, 18 de febrero de 2010

Intento de Iridología en Rosario3, o periodismo de dudosa calidad (A003)

El diario online Rosario3 me sorprende (o no tanto) con este titular... lo cual hizo que me sonaran todas las alarmas. Es que el copete de la noticia lo tiene todo: la vaguedad (“diversos estudios”), la evidencia de falta de rigurosidad (“encuestas”), la vulgarización grosera (“una aplicación en Facebook”) y lo que yo llamaría el factor Discovery Channel (“develar el secreto”), ingredientes clásicos de una receta mediática pseudocientífica.

Armado con los detalles de la nota, encontré rápidamente una fuente posible: en el diario británico Sunday Times, en su edición online, un artículo (que data del 2007) titulado “An instant guide to someone’s personality? The eyes have it”, que no es menos falso ni sensacionalista pero encabeza un artículo bastante correcto (recordemos que los periodistas que escriben los artículos no son necesariamente los que ponen los títulos). Del mismo sólo es reprochable que hable de la iridología como “una forma de medicina alternativa”, siendo que la misma no es medicina en ningún sentido de la palabra ni merece mención alguna en un artículo de esta clase.

El artículo de Rosario3 dice que “Al parecer el color determina los rasgos de la personalidad”. El artículo del Times dice, contraria y correctamente, que “los científicos no encontraron vínculos fuertes entre los puntos de pigmentación y los rasgos de la personalidad”. Rosario3 dice que “los colores más claros suelen tener más sencibilidad [sí, senCibilidad], mientra que los oscuros son más fuertes”, quizá (la expresión está tan mal redactada que sólo es posible adivinar) queriendo decir que un iris de color claro se asocia a una personalidad sensible, etc. El artículo del Times no menciona la claridad u oscuridad en ningún momento.

El estudio se basó en tres características del iris: los puntos de pigmento, los “rayos” que irradian de la pupila, y los “surcos” que forman curvas en el borde exterior del ojo cuando las pupilas se dilatan o contraen. La pigmentación, como dijimos, no se vinculó a ningún rasgo de personalidad. La cantidad de rayos y surcos sí fueron correlacionados estadísticamente con características de la personalidad de los individuos estudiados.

El Times, con toda esta corrección, no puede evitar caer en uno de los recursos más vistos del (mal) periodismo científico, que es la consulta con “expertos” para lograr que digan algo sobre el hallazgo en cuestión y luego reportarlo como cosa segura; en este caso, que las características del iris “podría usarse en la selección de candidatos a puestos de trabajo, en el psicoanálisis e incluso en la seguridad aeroportuaria”. El estudio, notémoslo, ni siquiera ha sido publicado aún, y ya hay “expertos” innominados diciendo (y el Times irresponsablemente reportando) que algún día quizá nos señalarán como terroristas en un aeropuerto por tener iris con rayitos muy espaciados, o algo a ese efecto.

La nota del Times es, con todo, muy buena, ya que explica las posibles razones de las correlaciones encontradas: los genes. Un gen no es una entidad discreta con una función específica. Un gen es una receta para hacer proteínas que generalmente actúan en más de un lugar a la vez. Es plausible que el mismo gen que causa la aparición de más surcos o rayos en el iris del ojo regule la producción de algún neurotransmisor u hormona que nos haga más o menos impulsivos o cálidos. Muchos casos similares se han descubierto y se siguen descubriendo. En este caso, hay un gen llamado Pax6, que influye en la formación del iris en la etapa embrionaria, y del que otros estudios han hallado, en formas mutadas, vínculos con la impulsividad y con habilidades sociales disminuidas. No es seguro (ni probable) que ésa sea toda la explicación.

Rosario3 no tiene la gentileza de explicar cómo puede ser que un iris con tales o cuales rasgos se relacione con tal o cual tipo de personalidad; todo queda en el campo del “misterio” barato que tanto aman los científicamente iletrados. Pero la cosa no termina ahí.

Ostensiblemente para llenar más espacio, en Rosario3 se añadió a los dos párrafos sobre este estudio una encuesta, sin relación alguna, donde se le preguntó a la gente qué rasgos de personalidad asocia con los distintos colores de ojos. Esta clase de encuestas, si están bien hechas, pueden ser útiles en combinación con estudios como que se describió antes; en este caso, la comparación de los resultados parece indicar justamente que nuestras ideas sobre los colores del iris (por ejemplo, que la gente con ojos verdes es “misteriosa” o que los ojos color avellana indican amabilidad) son puras tonterías.

Por alguna razón Rosario3 parece tener reservado un espacio para promocionar estupideces que aparecen en Facebook. Cualquiera que haya tenido una cuenta de Facebook y algunos amigos allí por más de una semana sabe que las aplicaciones de Facebook que proponen encuestas y tests de personalidad son una verdadera plaga. Una plaga, digamos además, kitsch, con muy mala ortografía, y en absoluto divertida. Rosario3, que no ofrece un link a la fuente de la noticia sobre el estudio de los iris o a la de la encuesta, nos pone un link a la aplicación de Facebook.

Para concluir con este descenso vertiginoso a la vulgaridad y la ignorancia, Rosario3 aporta una lista de “características según el tono de ojos” tomada de Paranormal Argentina, un sitio de foros de discusión que se dedica a temas tan candentes como la criptozoología (la búsqueda de Piegrande o del Monstruo del Lago Ness), el reiki, los ovnis y el negacionismo de la llegada del hombre a la Luna, entre muchas (¡oh, tantas!) otras muestras de la incansable necesidad humana de matar neuronas sin sentido.

Autor invitado: Pablo Flores (Alerta Religión)
Captura de pantalla del artículo en Rosario3


*Con el título podría leerse entre líneas que la iridología es medicina o algo así, pero tampoco, se trata de otra pseudociencia.
Lo que quiere decir el título es que lo que describen en Rosario3 ni siquiera se trata de los postulados de la iridología. Sino algo igualmente burdo, pero diferente.

ACTUALIZACIÓN
Rosario3 terminó eliminando el artículo. El enlace sigue siendo válido y puede verse el título aun, pero no tiene contenido. Hubiera sido interesante que lo vuelvan a publicar corregido, o que emitan alguna "fe de erratas", que no me consta que haya sucedido, pero bueno, algo es algo.

9 comentarios:

  1. O sea, que en un artículo traten de publicar algo supuestamente "científico" y te hablen de una aplicación de facebook en el título ya tira a la mierda todo lo que dice en el artículo, no importa lo que sea. Si yo veo "bla bla bla científico en una aplicación de facebook" ni me molesto en leer el artículo porque ya me doy cuenta que la persona encajó cualquiera ahi dentro.

    ResponderEliminar
  2. Noten que sacaron el articulo de la pagina, fijense, el link lleva a una pagina de rosario 3 vacia

    ResponderEliminar
  3. Hubiera sido interesante que lo vuelvan a traducir, pero bien y se hubieran discupado por el error, pero bueno.

    Igual si alguien lo quiere ver guardamos una captura de pantalla.

    ResponderEliminar
  4. Además de las burradas señaladas se trata de un artículo racista, está en una parte del diario que dice "CIENCIA Y TECNOLOGÍA".
    PASANOS UN CORREO ASÍ NOS QUEJAMOS AL DIARIO.

    ResponderEliminar
  5. Lo borraron, Ezequiel, ¡le ganamos al sistema! :) Bueno, no, no tanto. ¿El editor de Rosario3, leerá Alerta Pseudociencias?

    ResponderEliminar
  6. No creo que lo lean, pero les debe haber llegado el enlace de alguna forma, me imagino la conversación:

    "-Uhh mirá lo que están diciendo por dios, borrá
    ese artículo Cacho y que se dejen de joder.. era
    una estupidez para rellenar espacio nomás"

    ResponderEliminar
  7. Y los que tenemos ojos de distinto color? (heterocromía)...tenemos doble personalidad...jaja...
    Saludos...!!!...siempre los leo (a ustedes y a Misterios al descubierto), pero es la primera vez que escribo...

    ozzpratto

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario. Si vas a criticar algún artículo, te pedimos por favor (por el bien de la discusión y para ahorrar tiempo) que fundamentes tus críticas, y en lo posibles, cites otras páginas, autores, estudios científicos o artículos enciclopédicos.

Recuerda SIEMPRE copiar tu comentario antes de darle "aceptar". Siempre es probable que haya un error y se borre espontáneamente sin posibilidad de recuperación.